La compra de infraestructura TI y software se dispara entre los empleados

  • En cifras

teletrabajo

La implementación generalizada del teletrabajo ha provocado que gran parte de los gastos asociados a la actividad laboral recaigan en los propios trabajadores, cuyos gastos en Internet y teléfono han crecido un 193%, y las compras de material de oficina un 74%. El 82% de las compañías europeas prevé incrementar los recursos de tecnología.

Recomendados: 

Análisis de código abierto Leer 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Las empresas continúan adaptándose a la nueva realidad, transformando los modelos y rutinas de trabajo. Estos cambios se están viendo reflejados en los gastos registrados por los empleados: por ejemplo, las compras en infraestructuras IT y software se disparan, mientras que los gastos en comidas y viajes de empresa se reducen considerablemente. Pleo ha analizado cómo han variado los gastos de las organizaciones y sus trabajadores durante los meses de COVID-19, en base a los cuales señala cinco tendencias que marcarán la gestión de las empresas y sus recursos en la nueva normalidad:

--Reducción de visitas y viajes de trabajo: los gastos en viajes de los empleados caen un 78%.

La popularización de eventos virtuales y el uso masivo de videoconferencias y canales de comunicación digitales han visibilizado cómo las modalidades no presenciales pueden ser una solución de reunión eficaz, tanto a nivel interno como en la relación con proveedores, partners y clientes. Además, el consecuente ahorro en trayectos y alojamientos favorece la incorporación de estas prácticas fuera del confinamiento.

--Aumento de los gastos gestionados por los empleados: los gastos en Internet y teléfono crecen un 193%; las compras de material de oficina, un 74%.

La implementación generalizada del teletrabajo ha provocado que gran parte de los gastos asociados a la actividad laboral, tradicionalmente costeados por las empresas, recaigan en los propios trabajadores. Ante un horizonte en el que se prevé que el teletrabajo se consolide, es fundamental que las empresas dispongan de políticas de contabilidad y reporte bien definidas, que permitan el registro sencillo de los gastos de los empleados y su correcta administración. La automatización, la transparencia y la tecnología serán claves para garantizar el control y gestión de todos los movimientos.

--Apuesta por soluciones TI: crecen los gastos en software y dispositivos informáticos, un 34% y un 8% respectivamente.

Durante estos meses se ha demostrado el potencial de la tecnología para desarrollar algunos de los procesos empresariales de manera más eficaz, económica y rentable, y las previsiones apuntan que la inversión en tecnología de las empresas mantendrá una tendencia al alza. De acuerdo con un estudio de EY, el 82% de las compañías europeas prevé incrementar los recursos dedicados a este fin en los próximos tres años, siendo las soluciones de automatización la opción preferida.

--Búsqueda de nuevos talentos digitales: crecimiento de los perfiles STEM

La aplicación de tecnología en los diferentes procesos de negocio lleva asociada la demanda de nuevos perfiles profesionales especializados, que sean capaces de asegurar su correcta implementación, programación y funcionamiento dentro de las empresas. Según datos de IESE, el 77% de las empresas españolas considera que actualmente existe un desfase entre sus necesidades digitales y las atendidas por el sistema educativo. En este sentido, el sector demanda un incremento de la formación y habilidades de los futuros profesionales en las áreas STEM.

--Modelos de trabajo más flexibles: el empleado en el centro de los RRHH

La generalización del teletrabajo ha dado lugar a dinámicas laborales más flexibles, donde la conciliación laboral y el bienestar de los empleados prima en la gestión de los recursos humanos. Los meses de confinamiento han demostrado cómo aspectos motivacionales y el compromiso de los trabajadores son determinantes en el día a día de los negocios, por encima de otros aspectos como la presencia física de los equipos.