El 55% de las empresas desaprovecha las nuevas tecnologías por no escuchar al equipo de TI

  • Al día

Fujitsu innovacion tecnologia

El 67% de las empresas están trabajando en proyectos diseñados para mejorar la experiencia de los empleados y el 55% en proyectos para optimizar el negocio. Sin embargo, muchos de estos proyectos no cuentan con el apoyo total de la empresa y, por lo tanto, es más probable que fracasen.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Informe: Hacia la empresa hiperinteligente Leer 

Una prolongada desconexión entre los equipos de TI y el negocio en general está impidiendo que las empresas adopten nuevas tecnologías y poniendo en peligro su respuesta a largo plazo a la pandemia, según ha revelado una investigación de Insight. A pesar de la importancia de la TI para cumplir con los objetivos estratégicos de las organizaciones, el 72% tratan a la TI como una comodity en lugar de considerarlo un facilitador del negocio, y solo el 22% le da al departamento de TI un asiento en la junta directiva. Esto tiene consecuencias directas para las empresas, ya que se calcula que el 55% no aprovechan las nuevas tecnologías porque no escuchan al departamento de TI.

A raíz de la emergencia sanitaria, el 83% de los responsables de alto nivel de la toma de decisiones de TI cree que las formas de trabajar se han transformado permanentemente. Sin embargo, entre el negocio en general, al menos el 61% de las empresas son reacias a invertir en proyectos que podrían mejorar la experiencia de los empleados u optimizar el negocio porque creen que las cosas eventualmente volverán a la “normalidad” anterior a COVID-19. Como resultado, es casi seguro que verán inversiones desperdiciadas, proyectos fallando y competidores aprovechándose de ello. No hacer partícipe y no escuchar al departamento de TI, junto con la clara desconexión entre la TI y el negocio en general, ha contribuido con casi toda seguridad a que las empresas gastasen 4,19 millones de euros en partidas que no proporcionaron los beneficios esperados o fracasaron.

Otros resultados de la investigación determinan que el 81% de los departamentos de TI tienen libertad para invertir en las habilidades que necesitan y el 82% está comprometido con el apoyo de proyectos empresariales. Sin embargo, el 59% no se mide en función de los KPI empresariales.

El 57% de las empresas dicen que necesitan invertir más en las habilidades y la tecnología necesarias para apoyar a una fuerza laboral remota, y el 60% necesita invertir más en las habilidades y la tecnología necesarias para optimizar el negocio. Aunque, el 67% de las empresas están trabajando en proyectos diseñados para mejorar la experiencia de los empleados y el 55% en proyectos para optimizar el negocio, la creencia de la empresa en general de que las cosas volverán a la "normalidad" significa que muchos de estos proyectos no cuentan con el apoyo total de la empresa y, por lo tanto, es más probable que fracasen.

“La pandemia ha provocado cambios permanentes en la forma en que muchos de nosotros vivimos y trabajamos. No vamos a ver un regreso al status quo y es absolutamente imperativo que las empresas se adapten”, señala Emma de Sousa, presidenta de Insight en EMEA. “Ya existe un gran riesgo asociado con realizar inversiones en el lugar equivocado, pero una inversión incorrecta en este momento podría resultar más perjudicial que nunca, dejando a la empresa sin equiparse para nuevas formas de trabajar y hacer negocios. La brecha entre los equipos de TI y el negocio en general debe cerrarse como una prioridad urgente: las empresas deben interactuar con la TI sobre una base más estratégica y medirla con objetivos comerciales".