Retailers y marcas deben usar la tecnología para prepararse para el futuro

  • Al día

retail movilidad tienda

La elección entre tiendas físicas y comercio online ya no es suficiente para los consumidores, cuya preferencia por la conveniencia y la flexibilidad requiere que las empresas exploren nuevas opciones. Para seguir siendo relevantes, las tiendas pueden funcionar como centros logísticos y/o formar parte de experiencias omnicanal relevantes.

Recomendados: 

Sophos ZTNA: securizando el acceso a organizaciones en cualquier lugar Webinar

7 consejos para proteger los datos de tu empresa y vencer al ransomware Leer

Seis razones para proteger Salesforce con una solución de terceros Leer

Este año no ha sido típico en ningún sector y el retail ha sido uno de los más impactados. Por un lado, los bloqueos mundiales para detener la propagación de la COVID-19 han obligado a los consumidores a comprar de manera diferente y desarrollar nuevos hábitos y preferencias de compra, principalmente digitales. Los retailers y las marcas, ahora más que nunca, deben utilizar la tecnología como palanca facilitadora del cambio, como semana el informe elaborado por Deloitte “El futuro de la tecnología minorista: panorama emergente”.

Ahora que las empresas más pequeñas pueden entrar en el mercado más fácilmente, la lealtad a la marca es menos importante para los consumidores que la experiencia de compra. De hecho, el 46% de los consumidores están dispuestos a probar nuevas marcas. Por este motivo, los retailers deben brindar experiencias personalizadas y eliminar puntos de dolor al cliente para hacerse notar. Para obtener rentabilidad, las marcas deben centrarse en hacer que la inversión publicitaria sea más eficiente, y la tecnología puede hacer exactamente eso.

La elección binaria entre tiendas físicas y comercio online ya no es suficiente para los consumidores. Su preferencia por la conveniencia y la flexibilidad requiere que las empresas exploren opciones como: compras sociales; comprar en línea, recoger en tienda; casilleros de entrega; y alternativas similares.

El concepto “One-Stop-Shop” está ganando popularidad. Lo que se conoce como “ventanilla única” es la agrupación, en una sola entidad, de diferentes trámites o servicios que un usuario puede demandar. Las ventanillas únicas, tanto físicas como en línea, son opciones populares por su facilidad y conveniencia. Para prosperar, las marcas deberían asegurar su presencia en grandes retailers, al tiempo que se diferencian de la competencia.

Las tiendas físicas son cada vez más pequeñas y ofrecen nuevos servicios como parte de la cadena de valor del comercio online. Para seguir siendo relevantes, las tiendas pueden funcionar como centros logísticos y/o formar parte de experiencias omnicanal relevantes.

Hacer que los productos y servicios estén disponibles para los consumidores en cualquier momento y en cualquier lugar es clave. Para las tiendas físicas, esto podría significar repensar el espacio en los lineales y mantenerlos continuamente abastecidos, mientras que para las digitales significa mejores herramientas para el descubrimiento y métodos de entrega flexibles.

Estas tendencias apuntan al crecimiento exponencial de lo digital, pero también destacan sus desafíos en la convergencia en las tiendas. Por lo tanto, tanto las marcas cómo los retailers deben cuidar, adaptar y potenciar el canal físico para aprovechar al máximo las expectativas del nuevo consumidor y proporcionarles una gran experiencia omnicanal.