El 61,5% de las empresas implantará el trabajo híbrido de forma permanente

  • Al día

trabajo hibrido

Un 87,8% de las organizaciones ofrece o al menos contempla la posibilidad de brindar a futuros candidatos y empleados el trabajo mixto como un beneficio extra. Los cambios que abren paso a la convergencia del trabajo híbrido son la implementación de hot desks y la flexibilidad de los horarios de la jornada laboral.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Webinar 

El 2020 fue el año de las cuarentenas y confinamientos que dio como resultado el boom del teletrabajo y la formación a distancia. Ahora, que se cumple un año de la anterior Ley del teletrabajo, y cuando todavía la pandemia no ha terminado, la modalidad híbrida de trabajo cobra especial protagonismo. En este contexto, Factorial ha hecho un estudio que indica que el trabajo híbrido es, efectivamente, la modalidad imperante en la actualidad. A pesar de que los mayores desafíos del trabajo mixto son la comunicación (59,2%) y los inconvenientes legales (34,7%), lo cierto es que resulta beneficioso cuando se habla del compromiso de los empleados (70,4%) y la gestión de tiempo (48%).

El estudio revela que el 61,5% de las compañías prevé que el trabajo en modalidad híbrida o mixta será implantado en lo sucesivo en forma permanente. Esto frente a un 23,1% que hará lo propio, solo que limitado a ciertas áreas/equipos de trabajo. En cuanto a las ventajas del uso de esta metodología de empleo, una gran mayoría de empresas considera que ofrecer la posibilidad de trabajar en modalidad mixta es determinante para la captación y retención del talento (59,2%). Por este motivo, un 87,8% de las organizaciones (prácticamente la totalidad de la muestra) ofrece o al menos contempla la posibilidad de brindar a futuros candidatos y empleados el trabajo mixto como un beneficio extra.

Esto se debe no solo al cambio de época actual, sino que al momento de evaluar los Indicadores Clave de RRHH, los cambios positivos alcanzan un 24,5%. Esto en cuanto se refiere a bajas médicas y absentismo, entre otros. Si bien el cambio no es significativo, las repercusiones en general son positivas o neutrales.

Obedeciendo a la lógica imperante que hizo del teletrabajo la única estrategia posible para mantener a las empresas operativas en 2020, un 51% de las organizaciones consultadas por Factorial argumentan no haber realizado modificaciones en este sentido. Los cambios que usualmente se dan y abren paso a la convergencia del trabajo híbrido son la implementación de hot desks (escritorios comunes) con un 14,4% y la flexibilidad de los horarios de la jornada laboral (32,7%).