Las estrategias híbridas multicloud y la IA seguirán siendo tendencia en 2022

  • Al día

tendencias tecnologia

La transformación hiperdigital que experimentan las empresas no se detendrá, sino que se acelerará. Debido a los nuevos desarrollos tecnológicos y a la escasez de mano de obra cualificada, muchas más empresas apostarán por la IA para afrontar sus retos de negocio, así como por la tecnología para retener y atraer al mejor talento.

Nutanix ha presentado sus predicciones sobre las principales tendencias tecnológicas que marcarán el mercado en 2022. Entre ellas, destacan el crecimiento de los modelos de nube híbrida multicloud, la automatización de la seguridad, la inteligencia artificial o el papel de la tecnología para retener y atraer al mejor talento.

Una de las principales preocupaciones de las empresas a medida que busquen trabajar con nubes públicas, tendrá que ver con el “bloqueo” de la nube. Esto impulsará la adopción de estrategias híbridas multicloud que les permitan hacer un mejor uso de las ventajas de cada tipo de nube, teniendo más libertad de elección para operar con sus aplicaciones y datos.

Asimismo, la tecnología será un elemento clave para todos los aspectos de recursos humanos, ayudando a mejorar el compromiso de los empleados, el fomento de la cultura de la empresa, el bienestar de los trabajadores, los modelos de trabajo flexible y, por supuesto, la productividad. Las empresas que aprendan a utilizar bien la tecnología en este campo tendrán una gran ventaja competitiva, ya que serán capaces de retener y atraer el mejor talento.

Por otro lado, las empresas deberán contar con soluciones más ágiles y completas para proteger a los empleados que trabajan en remoto, sus aplicaciones y sus datos. Esto hará necesario aplicar un enfoque holístico a la gestión de los riesgos de seguridad, consiguiendo una comprensión más profunda de cómo el malware/phishing afectará a las empresas y trabajando con un modelo de “juegos de guerra” para entender, localizar y neutralizar las posibles amenazas que puedan llegar a la industria o el modelo de negocio específico de cada cliente.

Finalmente, debido a los nuevos desarrollos tecnológicos y a la escasez de mano de obra cualificada en varias áreas, muchas más empresas apostarán por la IA para afrontar sus retos de negocio. Pero la realidad es que la IA no es ni mucho menos una tecnología fácil de implementar, por lo que es muy probable que muchas empresas fracasen en su primera incursión en este campo. Por otro lado, las empresas que sí consigan dar sus primeros pasos con la IA tendrán más probabilidades de éxito si lo hacen partiendo de un objetivo definido y claro, en lugar de intentar abordar desde el inicio grandes problemas.