La nueva cara del cambio: la automatización de los recursos humanos

  • Opinión

Hannah Wright_imagen

El proceso de cambio hacia el trabajo en remoto, móvil y flexible ha ido progresando e implantándose progresivamente en las compañías. De hecho, la pandemia global provocada por la COVID-19 ha actuado como un inesperado catalizador, acelerando la transformación digital y universalizando el trabajo en remoto alrededor del mundo.

La pandemia ha forzado el cambio de la vida laboral de la noche a la mañana, convirtiendo el espacio de trabajo en algo más distribuido y flexible. Sin embargo, para manejar estos cambios con éxito, los departamentos de recursos humanos deben adaptarse en conjunto. Para maximizar el grupo de talentos y asegurar que los empleados cuentan con soporte en remoto, las organizaciones necesitan una aproximación hacia los empleados; ser conscientes de sus habilidades y circunstancias.

Según el informe de Sage, “La cara cambiante de los recursos humanos”, es curioso cómo solo el 18% de los líderes de RRHH creen que han realizado con éxito la transición y adaptación de que el foco esté en los empleados. Ocho de cada diez encuestados piensa que la transformación llevaría por lo menos 10 años. Y está claro que las organizaciones ahora mismo no disponen de tanto tiempo.

Afortunadamente, las nuevas tecnologías pueden ayudar a las organizaciones a sortear la incertidumbre y elevar su fuerza laboral. La automatización, los dispositivos móviles y la nube son solo algunas de las herramientas que pueden optimizar las funciones de las empresas y ayudar a los equipos de recursos humanos a adaptarse, ser más flexibles y ágiles en el mundo cambiante de hoy.

Adaptación como moneda de cambio

Las organizaciones están dentro de una nueva fase de compleja recuperación de la COVID-19. Muchos empleados han regresado a la oficina, las empresas están reabriendo tras semanas de confinamiento, y algunas compañías han empezado a contratar de nuevo. No obstante, las empresas y sus dirigentes también necesitan estar preparados para el potencial surgimiento de una nueva ola o para brotes más localizados.

Los líderes de recursos humanos están en primera línea de este escenario cambiante, gestionando nuevas formas de trabajar dentro de sus organizaciones. La toma de decisiones basada en datos; la comunicación personalizada bidireccional y priorizar la salud; el bienestar y la creación de excelentes experiencias remotas son ahora una misión fundamental. Esto permite que los empleados estén respaldados y comprometidos, y que la empresa pueda seguir siendo resistente.

Sin embargo, los sistemas heredados, que han quedado obsoletos, luchan por mantenerse al día con el rápido ritmo de cambio en el mundo laboral remoto actual, donde los empleados deben poder acceder a la tecnología en cualquier lugar y en cualquier momento. Si una organización necesita adaptar su modelo de negocio o si vuelve a contratar a una parte de su personal, recursos humanos no tendrá tiempo para introducir manualmente toda esa información en una gran cantidad de hojas de cálculo. Además, las soluciones de recursos humanos se han vuelto redundantes con los empleados que trabajan a distancia, que no tienen forma de acceder a ellas.

Si los equipos de recursos humanos no pueden extraer e interpretar la información del empleado rápidamente, no estarán capacitados para adquirir un rol proactivo en el proceso de transformación.  En lugar de liderar con estrategia y conocimiento, pueden verse arrastrados y obligados a tomar decisiones que pongan en peligro el valioso talento de la empresa.

La automatización es una herramienta clave

El ritmo de cambio está en continua aceleración. Los líderes de recursos humanos se están esforzando por maximizar su productividad y necesitan todo el tiempo que sea posible. Sin embargo, las tareas repetitivas han demostrado ser una pérdida considerable de tiempo. Cuando los profesionales de RRHH deben centrarse en medidas que aumenten la colaboración y la agilidad, pierden un tiempo esencial buscando datos y aprobando solicitudes de vacaciones.

Los empleados pueden obtener la ayuda que necesitan a través de un sistema automático, fácil de usar para el consumidor, con el que fin de que no inunden al departamento de recursos humanos con preguntas rutinarias. Esto permite al equipo de recursos humanos disponer de más tiempo para enfocarse en actividades que aporten un valor añadido, como la introducción de nuevas herramientas de colaboración para ofrecer una experiencia laboral más atractiva o para crear planes de estudios para el personal.

Además, centralizar los datos en una fuente única reduce los costes y el riesgo de un error humano. Permite obtener información procesable en tiempo real sobre su personal y sus operaciones. De hecho, proporcionar acceso a los datos desde cualquier lugar de la organización es la principal razón por la que las empresas han optado por utilizar el almacenamiento en la nube (42% de las organizaciones).

Adaptarse o desistir

Afrontar los cambios sin precedentes de la actualidad puede ser un desafío si no se tiene una comprensión clara de la visión de transformación de la organización, cómo se está trabajando o qué es lo que más necesita su gente.

Los líderes tienen una enorme oportunidad para aprovechar las últimas herramientas: más resistentes, adaptables, ágiles y más fuertes. Gracias a tecnologías como el análisis, la automatización, el autoservicio y la nube, los líderes de recursos humanos pueden pasar de estar centrados en los procesos a centrarse en las personas. Pueden marcar una diferencia real en la vida laboral de los empleados y tener un impacto demostrable en los resultados finales.

Hannah Wright, Directora de Sage People