La pandemia y la llegada de las FinTech y BigTech impulsan la digitalización de la banca

  • Al día

banca digitalizacion

Los retos del sector bancario nacional en cuanto a su proceso de transformación digital pasan por la optimización del crecimiento mediante modelos basados en plataformas bancarias digitales, ofrecer a los usuarios experiencias personalizadas y omnicanal, la reducción de ciberincidentes cibernéticos, y la implementación de la tecnología Blockchain y Open Finance.

Recomendados: 

Oportunidades de transformación tecnológica para las PYMES Video

Viaje al Cloud en la estrategia de modernización  empresarial Documento

El teletrabajo en España antes, durante y después de la pandemia Informe

El estudio “Transformación digital del sector bancario: Nuevos retos y oportunidades”, realizado por la plataforma de software No Code AuraQuantic, detalla las razones de la acelerada transformación digital que ha vivido la banca nacional. De este modo, identifica la pandemia, la irrupción de las FinTech y BigTech en el sector bancario y el perfil digital del nuevo cliente financiero como los principales factores.

Los millenials son una generación que se caracteriza por utilizar múltiples canales y dispositivos digitales, conectada, social, mucho más crítica, exigente y volátil que las generaciones anteriores. El informe subraya que la dependencia tecnológica de los millenials, sumada a su falta de interés por el sector bancario, al que consideran en cierta medida, responsable de la crisis financiera de 2008, son algunos de los retos más importantes que debe afrontar la banca tradicional.

Ocho retos del sector bancario nacional

Entre los ocho retos figura, en primer lugar, la optimización del crecimiento mediante modelos basados en plataformas bancarias digitales, ya que los bancos tradicionales carecen de datos y análisis. En segundo lugar, la necesidad de ofrecer experiencias personalizadas y omnicanal a los usuarios para acabar con la incoherencia y disparidad existente entre las experiencias bancarias digitales y físicas que puede recibir un mismo cliente.

La reducción del número de ciberincidentes, como phishing, hacking, ramsomware y malware, constituye otro de los desafíos a los que deberá hacer frente la banca. Tal es así, que la mayoría de las instituciones planean aumentar sus presupuestos en materia de ciberseguridad de forma progresiva, en los próximos años.

Adaptarse a las nuevas regulaciones como la nueva Ley de Mercados Digitales (DMA), el nuevo reglamento europeo de criptoactivos (MiCa), la transposición de Basilea III y la creación de un único estándar verde, se identifica como la cuarta prioridad. La sostenibilidad ocupa el quinto lugar, donde está previsto que la banca comience a reportar su porcentaje de activos verdes en este 2022 y que el BCE realice las primeras pruebas de estrés de riesgo climático.

Los nuevos medios de pago como monedas digitales, digital wallets, incremento de las transferencias de crédito instantáneas o la aceleración de pagos transfronterizos se identifican como sexta prioridad, mientras que el Blockchain, como tecnología para revolucionar el sistema financiero y sus beneficios frente a posibles casos de fraude y manipulaciones, son el séptimo reto. Aquí, el estudio subraya como principales casos de uso de esta tecnología el “trading de criptoactivos”, la “negociación y emisión de activos digitales” y la “tokenización”.

Por último, el estudio identifica el Open Finance para ofrecer a los clientes la posibilidad de otorgar permiso a terceros en la realización de operaciones concretas en su nombre o acceder a información privada específica, como una de las tendencias que están cobrando mayor protagonismo en la banca actual.

El informe alude a un estudio realizado por Deloitte, que establece un ranking de países con la banca mejor digitalizada del mundo, en el que España ocupa el segundo puesto. Además, de entre los 318 bancos de 39 países analizados, seis entidades españolas aparecen posicionadas entre las 25 primeras a nivel mundial.

Para llevar a cabo algunos de los retos en cuanto a transformación digital, sobre todo en lo que se refiere a procesos multicanal, la automatización de procesos por medio de un software BPM (Business Process Management), es una solución para la transformación digital por la que están apostando muchas compañías del sector bancario y financiero. En este sentido, el CEO de AuraQuantic, Pablo Trilles explica que “un ejemplo práctico de esta tecnología la encontramos en la solicitud y aprobación de créditos dirigidos tanto a empresas como a particulares. Cualquier banco con un BPM puede llevar a cabo la aprobación de un crédito de forma 100% digital y con plena seguridad, por medio de la validación de la identidad del cliente y la firma digital de los documentos”.