El 51% de los hosteleros considera la digitalización crítica para su negocio

  • Al día

Restaurante Mr. Frank Blue

Disponer de un buen sistema de digitalización puede permitir a bares, cafeterías y restaurantes mantener la comunicación y el servicio con sus clientes frecuentes o establecer un sistema delivery que permita al negocio seguir funcionando, recursos cruciales ante situaciones venideras que pueden cambiar el modo de vida tal y como lo conocemos.

Pese a las reticencias y el afán de tradicionalidad de algunos negocios, su transformación hacia un sistema de gestión digitalizado es algo necesario y cada vez más común. Según el Estudio Digitalización de la Hostelería, el 63% de los restaurantes desconoce completamente o tiene muy poca idea de los recursos existentes para llevar a cabo la digitalización del negocio. Esto implica que la gran mayoría no es consciente de los beneficios que la adopción de ciertas aplicaciones o softwares pueden aportar a su negocio.

Según María Eugenia Montes, Sales & Partnerships Lead de Last.app, “la incomprensión se debe principalmente a la falta de presupuesto y las dificultades que cierta parte del personal puede tener a la hora de adaptarse a nuevas formas de trabajar en las que la tecnología es clave”.

Ante las barreras de distintas índoles con las que se encuentran muchos de los restaurantes, bares y cafeterías a la hora de llevar a cabo un proceso de digitalización, son muchos los negocios que la consideran importante. La encuesta demuestra que un 51% de los negocios hosteleros considera que digitalizar su negocio es algo muy importante, mientras que el 35% lo considera importante pese a que aún no ha tomado medidas para implantarla. Finalmente, un 14% se muestra reticente a la digitalización.

Ventajas de la digitalización

Pese a las posibles dificultades que la digitalización puede proporcionar a corto plazo, son muchas las ventajas de las que un restaurante puede disfrutar al instalar sistemas digitalizados en la gestión de sus negocios. Last.app expone algunas de ellas:

-- Suplir las necesidades del cliente: Adquirir sistemas digitalizados permite al cliente esperar menos, ya que los camareros y cocina serán más eficientes, consultar la carta con anterioridad o utilizar diferentes vías de contacto y poder fidelizarlos.

-- De la mesa a los fogones: Un sistema TPV permite a los camareros evitar paseos de las mesas a la cocina. El pedido va directamente a los fogones gracias a un dispositivo que envía la comanda sin necesidad de intermediarios.

-- El poder del QR: Disponer de un código QR que permita a los comensales observar la carta el tiempo que desee, así como pedir e incluso pagar desde la misma mesa, además de facilitar todo el proceso a los clientes, rebaja el nivel de trabajo para los trabajadores del restaurante.

--Más allá de los datos: Digitalizar el negocio permite entender de mejor manera lo que pasa, más allá del día a día. Las mejores decisiones se toman con datos y la digitalización los entrega listos para ser explotados.

-- Mayor control en todos los procesos: Con una digitalización se puede hacer que muchos de los procesos se automaticen dejando tiempo para las tareas vitales y que mayor valor le dan a los restaurantes. También permite entender lo que pasa en todo momento en el negocio.