El 28% de los trabajadores híbridos acusa la sobrecarga tecnológica

  • Al día

teletrabajador

El 72% de los trabajadores ha tenido una experiencia laboral híbrida negativa, y el 25% afirma sentirse estresado por toda la tecnología de reuniones que utilizan. La renuncia silenciosa ha empezado a afianzarse, ya que casi una cuarta parte de los trabajadores declaran su desvinculación del trabajo debido a una mala gestión y a la sobrecarga tecnológica.

  Recomendados....

» El CIO estratégico vincula la optimización de costes a los resultados de negocio (Gartner) Informe
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción, ¿por qué? Documento
» Headless CMS, un abanico de oportunidades en los proyectos empresariales
Leer

A medida que el trabajo híbrido se consolida como un componente habitual de la vida laboral moderna, en el horizonte podría dibujarse una crisis oculta de salud mental. El excesivo uso de dispositivos y una gestión deficiente pueden provocar graves problemas para el nivel de compromiso de los trabajadores en los entornos híbridos. Según “Suffering in silence”, un nuevo estudio de Barco ClickShare, más de uno de cada cuatro (27%) de los trabajadores declaran estar agotados por un estrés laboral crónico que no se ha gestionado correctamente.

El 72% de los encuestados afirman tener una opinión negativa sobre el trabajo híbrido, y el 28% señala la sobrecarga tecnológica como una de las principales causas de preocupación. El mismo porcentaje señala también la incapacidad de "desconectar" de sus dispositivos en su tiempo libre, debido a los compromisos laborales, y el 25% afirma sentirse estresado por toda la tecnología de reuniones que se espera que utilicen.

Después de casi tres años de experiencia con el trabajo remoto e híbrido, la encuesta muestra que el 65% de los trabajadores están de vuelta en la oficina a tiempo completo o pasan más tiempo en la oficina que de forma remota, pero casi un tercio (31%) desearía poder trabajar desde casa más a menudo. Sin embargo, el "quiet quitting" o renuncia silenciosa, ha empezado a afianzarse, ya que el 23% de los trabajadores declaran explícitamente su desvinculación del trabajo debido a una mala gestión y a la sobrecarga tecnológica (14%).

Los resultados del estudio sugieren que podría haber un colectivo de personas cuyos niveles de estrés y presión por la carga de trabajo están pasando inadvertidos para sus compañeros y jefes, lo que podría crear una bomba de relojería para la salud mental.

Según Yannic Laleeuwe, Segment Marketing Director Workplace de Barco, "muchos empleados afirman que no se sienten comprometidos con su trabajo o que ‘abandonan en silencio’ debido a la mala gestión y al agobio provocado por las diversas herramientas tecnológicas que se les pide que utilicen, por lo que está claro que las lecciones aprendidas en los últimos tres años de trabajo híbrido necesitan un esfuerzo más concertado para aplicarse correctamente, en beneficio de todos. Si las empresas esperan sacar lo mejor de sus equipos, deben proporcionarles las herramientas que necesitan para sentirse apoyados y escuchados, estén donde estén, ya sea en remoto o en la oficina".