Los minoristas aprovecharán la tecnología para satisfacer las demandas de los clientes

  • Al día

retail movilidad tienda

Los retailers tendrán que ofrecer experiencias de compra más flexibles y personalizadas para atraer a potenciales compradores, tanto vía online, como en las tiendas. Tecnologías como la realidad aumentada y la realidad virtual, opciones de entrega a la carta, y tiendas más inteligentes, son algunas de las tendencias que se impondrán, señala HPE Aruba.

  Recomendados....

» Transformación digital de la industria farmaceútica y de la salud Leer
» ERPs: cómo implantar SAP/4 HANA Cloud en 12 semanas y a mitad del coste que oferta la industria Guía
» Plataformas de comunicaciones bajo suscripción: flexibilidad y control Informe

Debido al incierto entorno macroeconómico y a las crecientes demandas de los consumidores de recibir un trato cada vez más personalizado, los clientes se mostrarán cada vez más selectivos en cuanto a cómo y dónde gastan su dinero en el año 2023. A medida que crezca la competencia por mantener y conseguir nuevos clientes, los minoristas tendrán que ofrecer experiencias de compra más flexibles y personalizadas para atraer a potenciales compradores, tanto vía online, como en las tiendas. Esto supondrá una pesada carga para los equipos de TI que tendrán que aguantar el ritmo del cambio tecnológico, al tiempo que aseguran un funcionamiento fluido de las operaciones.

Para ayudar a los minoristas a afrontar el nuevo año, Aruba ha trabajado con la agencia de tendencias globales Foresight Factory para identificar las cinco formas en las que la experiencia en el sector retail cambiará durante el 2023 y para determinar las implicaciones que esté cambio tendrá para los equipos de TI de las organizaciones y para sus redes informáticas:

Experiencias digitales inmersivas en tienda

A fin de atraer de nuevo a los clientes a los espacios físicos, los retailers invertirán más en las tecnologías que les permitan profundizar en las experiencias de shopping inmersivas en las tiendas y que hagan que estas experiencias sean aún más diferenciadoras. Tecnologías como la realidad aumentada y la realidad virtual, que permiten a los compradores tener una mejor idea de cómo un artículo encajará en sus vidas, se verán plenamente integradas en la experiencia de usuario ofrecida por los retailers.

Opciones de entrega diversificadas

Las expectativas de los consumidores en cuanto a las opciones de entrega a la carta crecen rápidamente. Los minoristas tendrán que adoptar un enfoque cada vez más híbrido para satisfacer los pedidos, ofreciendo soluciones de entrega tradicionales junto con otras como dark stores, microcentros de entrega, grab and go “pop-ups” o mensajería a la carta. La mejora de los servicios de geolocalización e incluso la implementación de tiendas móviles les permitirá llevar el punto de venta directamente al hogar o al lugar de trabajo del consumidor.

Tiendas más inteligentes

Los espacios de las tiendas físicas serán redefinidos no sólo para mejorar la satisfacción del cliente y la personalización, sino también para que las operaciones comerciales sean cada vez más eficientes. Las tiendas físicas estarán cada vez mejor conectadas, con innovaciones como los probadores inteligentes y los pagos sin tener que pasar por caja, mientras los sensores ofrecen datos para ayudar a los ahorros operacionales y a los objetivos en sostenibilidad. 

Insights inteligentes del inventario

En la actual era de la gratificación instantánea, los consumidores esperan que los minoristas les entreguen lo que quieren y cuando lo quieren. En relación con ello, se espera un incremento en el uso de tecnologías de automatización y predictivas para un seguimiento más preciso del inventario y satisfacer las demandas de los clientes en tiempo real. El uso de robots inteligentes en los almacenes y en los centros de distribución también hará que las operaciones sean más inteligentes y que la venta al por menor por encargo se generalice con la consiguiente reducción de desperdicios y del exceso de existencias.

El showrooming se convierte en streaming

Las retransmisiones en directo desde tiendas físicas serán cada vez más habituales, ya que las marcas buscan crear la siguiente fase de la experiencia showroom dejando a los clientes colarse entre bastidores. Este tipo de experiencias ofrecen contenido sobre la marca y crean una relación más estrecha con el cliente y, además, permiten que los retailers aprovechen mejor sus espacios físicos.

"Ya se trate de experiencias inmersivas, retransmisiones en directo o nuevos métodos de entrega, las necesidades tecnológicas de los minoristas se hacen cada vez más consistentes y complejas según continua su lucha por el negocio. Y aunque sea vital, la nueva y moderna tecnología dependerá de contar con la infraestructura adecuada para soportarla", afirma Gerri Hinkel, directora de Soluciones y Marketing Vertical de HPE Aruba Networking.

Ante los constantes cambios, las empresas de retail necesitan predictibilidad y la confianza de saber que su red informática será capaz de adaptarse para afrontar las demandas de los clientes en continua evolución. HPE Aruba señala que los minoristas necesitan reconsiderar su enfoque de red, buscando modelos de consumo alternativos como NaaS (Network-as-a-Service), para asegurarse de que cuentan con una red de alto rendimiento, segura, confiable y automatizada que puede soportar toda esta tecnología y aprovechar los insights en tiempo real para facilitar nuevas iniciativas enfocadas en los clientes y de tienda inteligente.