Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto en infraestructuras cloud crece un 10% en España

  • Cloud

Cloud hombre manos nube

La inversión en cloud mantiene una tendencia ascendente, mientras que las inversiones en infraestructura tradicional decrecen en torno al 8%. Según IDC, la inversión en analítica del dato en España confirma el uso de un despliegue cloud como requisito imprescindible para poder generar un valor competitivo.

Las inversiones en infraestructura TI en España están concentrando la inversión hacia un escenario cada vez más cloud. Así se pone de manifiesto en el informe “Sincronización del dato y el negocio en el escenario multicloud” elaborado por IDC Research España en colaboración con IECISA y Veritas, que señala que la tendencia a tres años vista pone de manifiesto un decrecimiento de la inversión en infraestructura tradicional del 8,3% anual, al mismo tiempo que la inversión en infraestructura cloud crece un 9,8%. En este contexto, el informe vaticina que uno de los retos que deben sortear las organizaciones es la gestión del escenario híbrido que surge ante la necesidad de consolidar la infraestructura hacia un modelo cloud.

Según se desgrana del informe, las organizaciones deben integrar una infraestructura cloud para habilitar el tratamiento del dato en condiciones de generar valor añadido para el negocio. “La inversión en analítica del dato en España confirma el uso de un despliegue cloud como requisito imprescindible para poder generar un valor competitivo al margen del sector industrial que analicemos”, explica Emilio Castellote, analista senior de IDC Research España.

Los nuevos modelos de negocio centrados en el valor del dato y en su capacidad de explotarlo, adoptarán el cloud como entorno de trabajo, y poco a poco irán desplazando las cargas de datos hacia el cloud. “De momento, el reto de las organizaciones pasa por integrar la nueva forma de trabajo Cloud entre el escenario privado y público. El siguiente paso será ir consolidando la información en un único repositorio, derivado del movimiento de cargas del escenario tradicional hacia el nuevo modelo de explotación cloud”, subraya Castellote.

Adicionalmente, las organizaciones deberán reforzar la continuidad del negocio mediante el uso de herramientas que faciliten un movimiento de cargas de forma dinámica entre el escenario tradicional y el cloud y que sobre todo pueda hacer frente a situaciones y posibles incidencias que afecten a la propia integridad del dato.