Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La demanda de servicios de infraestructura en la nube continúa creciendo

  • Cloud

crecimiento-nube

Los servicios cloud fueron fundamentales para desplegar planes de continuidad de emergencia diseñados para mantener las operaciones virtuales durante el bloqueo, y serán críticos en la próxima fase de la respuesta a la COVID-19, a medida que las economías se reabran. AWS lidera el mercado con una cuota del 31%, seguido de Microsoft.

Recomendados: 

Creación de aplicaciones seguras: recomendaciones para los servicios financieros Leer 

Los desastres ocurren... ¿tienes un plan de continuidad de negocio? Webinar

Según datos de Canalys, el gasto en servicios de infraestructura en la nube creció un 31% en el segundo trimestre, alcanzando los 34.600 millones de dólares. En general, el gasto total fue 3.500 millones más alto que el trimestre anterior, lo que representa la mayor expansión trimestral, debido a que el consumo de servicios basados ​​en la nube para impulsar la colaboración online y herramientas de trabajo remotas, el comercio electrónico, el aprendizaje remoto y el streaming de contenido multimedia alcanzó niveles récord durante el confinamiento. Con todo, las tasas de crecimiento continuaron siendo limitadas debido a una desaceleración en los grandes proyectos, a medida que las perspectivas económicas se debilitaron y los activos de TI existentes se mantuvieron.

La continuidad del negocio surgió como una prioridad para muchas organizaciones desde el comienzo del año. La necesidad de planes sólidos para permitir que las operaciones continúen sin importar la situación nunca ha sido tan crucial considerando el impacto de la pandemia de la COVID-19. "Los servicios basados ​​en la nube fueron fundamentales para desplegar planes de continuidad de emergencia diseñados para mantener las operaciones virtuales durante el cierre", explica el analista jefe de Canalys, Matthew Ball. “Estos también demostrarán ser críticos en la próxima fase de la respuesta a la COVID-19, a medida que las economías se reabran gradualmente. Además de admitir el trabajo remoto y el aprendizaje a distancia, los servicios basados ​​en la nube respaldarán la implementación de nuevos flujos de trabajo digitales, como los sistemas de reserva y pedidos online, así como otros compromisos de servicios sin contacto. También será parte de las soluciones para hacer que los lugares de trabajo sean seguros al monitorizar los niveles de ocupación y las pisadas, así como el rastreo de contactos para ayudar a reabrir grandes oficinas e instalaciones educativas con confianza. La demanda de servicios basados ​​en la nube seguirá siendo fuerte, a medida que las organizaciones aceleren sus iniciativas de transformación digital en los próximos 12 meses para capitalizar las nuevas oportunidades emergentes”.

Amazon Web Services (AWS) fue el principal proveedor de servicios en la nube en el segundo trimestre de 2020, representando el 31% del gasto total. Microsoft Azure alcanzó un 20% de cuota de mercado, seguido de Google Cloud que siguió siendo el tercer proveedor de servicios en la nube con una participación del 6%, después de superar la marca de los 2.000 millones. Cierra el ranking Alibaba Cloud con una cuota del 5%.

Las organizaciones aprovecharán las diferentes fortalezas y capacidades de cada proveedor de servicios en la nube, mientras migran más cargas de trabajo existentes a la nube pública y desarrollan nuevas aplicaciones nativas en la nube. Pero este no será un proceso rápido, sino un proceso de varias etapas y varios años. "La diferenciación entre los proveedores líderes será fundamental a medida que se intensifique la competencia por el gasto del cliente en proyectos de transformación digital", señala Blake Murray, analista de Canalys Research. “Las herramientas de seguridad, desarrollo de código y migración, soporte para implementaciones de TI en múltiples nubes e híbridas, así como permitir costos más predecibles, serán áreas clave de enfoque a medida que las organizaciones busquen moverse lo más rápido posible, minimizar las interrupciones y mantenerse dentro del presupuesto. Los cuatro principales proveedores de servicios en la nube han mantenido el ritmo de la innovación en los últimos seis meses y buscarán agregar más capacidades para ayudar a ganar nuevos negocios. Pero la competencia de otros proveedores de servicios en la nube se intensificará”.