Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La escasez de componentes lastra el mercado de PC en EMEA

  • En cifras

ordenador, portatil, pc

Las renovaciones y el final inminente del soporte a Windows 7 impulsarán la demanda de PC para empresas, pero esto no será suficiente para compensar la fuerte disminución de ventas de PC de consumo. Los dispositivos ultraportátiles seguirán teniendo un mejor rendimiento que los equipos tradicionales.

Más sobre Tendencias TI

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española en datos

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Índice de interconexión global

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente

SophosLabs 2019 Threat Report

Construyendo las plataformas digitales del futuro

Las ventas de PC tradicionales en EMEA, incluyendo PC de sobremesa, portátiles y estaciones de trabajo, totalizarán 67,6 millones de unidades en 2019, lo que representa un descenso anual del 3,5%, según el último pronóstico de IDC.

La aceleración de la demanda de movilidad para hacer frente a la creciente base de trabajadores móviles, combinada con el inminente fin del soporte a Windows 7, incentivará la renovación de los equipos portátiles tanto en el sector público como en el privado. Se espera que la actualización de Windows 10 genere un mayor crecimiento en las medianas empresas, ya que la gran mayoría de las empresas más grandes ya hicieron la transición a finales de 2018. La perspectiva para los PC de sobremesa sigue siendo negativa, pero se ha mejorado modestamente, principalmente debido a formatos compactos y ultraligeros que proporcionan una solución óptima para maximizar el espacio del escritorio sin comprometer la potencia.

"Se espera que el mercado de PC en Europa occidental siga restringido, debido a la escasez de suministro de procesadores y a la difícil situación política en las principales economías", explica Malini Paul, director de investigación de Dispositivos de Computación Personal de Europa Occidental de IDC. "Si bien se anticipa que la escasez de portátiles se mitigará a finales del segundo trimestre de 2019, el problema del suministro de CPU para PC de sobremesa continuará afectando a las ventas en la segunda mitad del año".

Dado que los datos son el recurso más valioso para las empresas, la seguridad seguirá siendo muy importante en el segmento empresarial, ya que las empresas requieren dispositivos fiables. En consecuencia, los modelos más nuevos con medidas de seguridad mejoradas continuarán atrayendo una mayor demanda. El cambio continuo en la demanda de los consumidores hacia formatos móviles más finos y ligeros continúa frenando la adopción de PC de sobremesa. Sin embargo, con mejores perspectivas en gaming, gran capacidad de procesamiento y capacidad de personalizar, los equipos de sobremesa ganarán mayor relevancia en la categoría de consumo. Los ultraportátiles, los convertibles y los PC para gaming continuarán impulsando las ventas de equipos de consumo. Además, la escasez de CPU para PC de sobremesa prevista para la segunda mitad del año contribuirá a la mejora general de los PC portátiles de consumo en 2019.