Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La demanda de wearables crecerá impulsada por nuevos casos de uso

  • En cifras

wearables hearable smartwatch deporte

Se espera que el mercado alcance los 279 millones de unidades vendidas para finales de 2023, registrando una tasa de crecimiento anual compuesta del 8,9%. Ese crecimiento estará impulsado por la proliferación continua de relojes, dispositivos para el oído y pulseras, así como una mayor adopción en el segmento de la atención médica.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Se prevé que el mercado mundial de wearables, que ahora incluye auriculares y audífonos inalámbricos con asistentes inteligentes, crezca un 15,3% respecto al año anterior, llegando a los 198,5 millones de unidades a finales de 2019, según IDC. De cara al futuro, se espera que el mercado alcance los 279 millones de unidades a finales de 2023, registrando una tasa de crecimiento anual compuesta del 8,9%.

"El aumento de asistentes inteligentes en los wearables, tanto para la muñeca como para la oreja, es una tendencia que vale la pena observar", señala Jitesh Ubrani, director de investigación de Mobile Device Trackers de IDC. "Aunque aún está en su infancia, la integración de estos asistentes con wearables abre nuevos casos de uso, desde permitir que estos dispositivos se vinculen con la casa inteligente, hasta hacerlos más proactivos para instar a los usuarios a vivir vidas más saludables o más productivas".

IDC vaticina que dos de los principales impulsores del mercado de wearables son la adopción en el segmento de la atención médica y en el mercado empresarial. "Los wearables pueden desempeñar un papel importante en la salud digital, ya que recopilan constantemente datos de pacientes y también les brindan la capacidad de autocontrol. Dentro de la empresa, los wearables pueden ayudar a acelerar la transformación digital de las empresas transmitiendo información de un lado a otro y permitiendo a los trabajadores completar sus tareas más rápido. Aquí es donde tanto los proveedores como las empresas pueden optimizar los procesos para lograr resultados más rápidos", explica Ramon T. Llamas, director de investigación del equipo de Wearables de IDC.

Los relojes representaron el 44,2% de todo el mercado de wearables en 2018 y se prevé que su participación aumente a lo largo del pronóstico, alcanzando el 47,1% en 2023. Los smartwatches de Apple sin duda liderarán el camino, y a pesar de la creciente competencia de los relojes que ejecutan versiones de Android, además de Wear OS, WatchOS representará el 27,5% de todos los relojes en 2023. Además de los smartwatches, los relojes híbridos y los relojes para niños más simples también seguirán creciendo, aunque a un ritmo mucho más lento.

Los dispositivos para el oído, incluidos auriculares y audífonos, será la segunda categoría más grande de wearables en 2023, con un 31% de participación. La inclusión de sensores biométricos y la adopción de asistentes inteligentes ayudarán a impulsar esta categoría a lo largo del pronóstico. Por su parte, las pulseras inteligentes, que una vez fueron el formato más popular, experimentarán un crecimiento plano con un crecimiento anual del 0,7%. El mercado está dominado por marcas chinas como Huawei y Xiaomi, e IDC espera que esto continúe.

En cuanto a la categoría de ropa conectada, estará compuesta en gran parte por zapatos con contadores de pasos y dispositivos similares. Hasta la fecha, este tipo de productos ha sido principalmente popular en China, pero eso está cambiando lentamente a medida que marcas como Nike y Under Armour avanzan en otros mercados. En los últimos años de la previsión, IDC espera ver más aplicaciones empresariales, ya que las empresas pretenden monitorizar a los empleados en situaciones peligrosas.