Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las aplicaciones y dispositivos de hogar conectado tienen un 45% de aceptación

  • En cifras

altavoz inteligente

España es uno de los países con más aceptación de la tecnología por voz. Un 37% de los consumidores españoles cree que el uso de asistentes de voz como Siri, Alexa, Cortana o Google Assistance, es beneficioso. El 50% de los menores de 35 años afirman que los asistentes tienen o tendrán un impacto positivo en los consumidores.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Los consumidores tienden a tener una opinión favorable sobre los productos y servicios automatizados y el impacto que éstos tienen en sus vidas. Así lo indica el estudio de IPSOS ‘Global Citizens & Automation 2018’, que revela que los asistentes de voz, como Siri, Alexa, Cortana o Google Assistance, son de los que gozan de mayor aceptación.

Un 45% de las personas encuestadas en 26 países consideran que los productos y servicios automatizados tendrán un impacto positivo en las vidas de las personas, frente al 16% que creen que estos dispositivos cada vez más populares en los hogares son negativos para la vida de la gente. En la misma línea se sitúan las aplicaciones y dispositivos del hogar conectados a internet, con un 45% de aceptación frente a un 18% de rechazo.

La aceptación de los asistentes de voz varía en función de los distintos países. China e India son los más favorables a su uso, donde un 68% y un 66% de los encuestados afirman que tienen o tendrán un impacto positivo en los consumidores. En España, un 37% de los encuestados cree que su uso es beneficioso. Y en el lado opuesto, se sitúan Bélgica y Francia, donde solo un 21% confía en sus bondades.

La edad también es un factor determinante a la hora de adoptar nuevas tecnologías y valorar su impacto. Así, los consumidores más jóvenes, aquellos menores de 35 años, tienden a ser más positivos a la hora de evaluar el impacto de los productos y servicios automatizados. En el caso de la tecnología por voz, destaca su impacto positivo entre el 50% de los menores de 35 años, una opinión favorable que baja al 43% entre aquellos con edades comprendidas entre los 35 y 49 años, y hasta un 37% entre los mayores de 50 años.