Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado español de electro-hogar registra un repunte de ventas

  • En cifras

Electronica de consumo

El segmento de producto que más creció en el último año fue el de las telecomunicaciones domésticas, que aumentó un 10% impulsado por la demanda de módems, wearables y smartphones. El segmento de electrónica de consumo también creció un 2,5%, gracias a las ventas de televisores, mientras que el de informática aumentó un 1,4%.

El sector electro-hogar creció por quinto año consecutivo en 2018, ejercicio en el que alcanzó una expansión del 5% y registró 9.229 millones de euros en ventas, según datos recogidos en el Informe sectorial de la economía española 2019 elaborado por CESCE. El informe indica que, a corto plazo, se espera que se mantenga el aumento en la demanda de aparatos del sector, tanto de reposición como de nuevo equipamiento, aunque la desaceleración económica en la que está inmerso el continente europeo penalizará a los fabricantes españoles a la hora de exportar.

El segmento de los aparatos de electrónica de consumo volvió a recuperar la senda positiva en 2018, con unas ventas de 1.437 millones de euros y un crecimiento del 2,44%. El mérito de este crecimiento en España para este subgrupo se lo llevaron los televisores, el producto que más vio crecer sus ventas, un 72% en el caso de los LCD y un 3,5% en el caso de los LED. Factores como el Mundial de Rusia, la expansión de la tecnología 4K y la televisión a la carta han disparado las ventas, especialmente, de los modelos de gran tamaño. Otros productos que también obtuvieron cifras positivas en 2018 fueron los complementos de los televisores, como barras de sonido, soportes, altavoces y docking. El resto de los productos de la gama vieron descender sus ventas un año más, entre ellos, todas las categorías relacionadas con los plasmas, DVD y videocámaras.

El segundo grupo de electrodomésticos por facturación lo ocupa el de las telecomunicaciones domésticas, con unas ventas de 1.667 millones de euros y un aumento del 10,3%. Dentro de este segmento, los módems portátiles fueron los que mejor comportamiento mostraron, reflejo de las necesidades de conectividad y movilidad que demandan los consumidores. La misma tendencia positiva han seguido los wearables (38%) y los smartphones que siguen creciendo de manera constante (11,2%) y que se renuevan forzados por su, cada vez más rápida, obsolescencia.

En cuanto a la informática doméstica, en 2018 siguió creciendo, aunque de manera más discreta, un 1,48%, hasta conseguir 1.576 millones de euros. Este sector arrastra tres años consecutivos de aumentos que no alcanzan el 2%, ascenso que es reflejo de un cierto estancamiento del mercado de los PC. Esto pone de manifiesto la tendencia de los usuarios a alargar la vida útil de los ordenadores.