Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto en servicios de infraestructura cloud alcanza los 31.000 millones

  • En cifras

Servicios cloud (home)

AWS mantuvo su posición de liderazgo, acaparando el 32% del mercado de infraestructura en la nube en el primer trimestre, en el que sus ventas crecieron un 33%. Las ventas de Azure de Microsoft aumentaron un 59%, elevando su participación al 17%. Google Cloud ocupó el tercer lugar, seguido de cerca por Alibaba Cloud, ambos con una participación del 6%.

El gasto en servicios de infraestructura en la nube alcanzó otro récord en el primer trimestre de 2020, creciendo un 34% hasta los 31.000 millones de dólares. El crecimiento en los servicios en la nube fue impulsado por organizaciones de todo el mundo que dieron el salto al trabajo remoto debido al impacto de la pandemia del COVID-19.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

El aumento en la demanda de herramientas de colaboración online, comercio electrónico y servicios en la nube impulsó un fuerte aumento en el consumo de infraestructura en la nube, beneficiando a los principales proveedores cloud, pero esta fuerte subida fue compensada por una desaceleración en las grandes migraciones empresariales y proyectos cloud transformadores que fueron paralizados por las empresas cuando los bloqueos surtieron efecto. La demanda de las compañías digitales que se vieron afectadas por los bloqueos en sectores como hostelería y turismo también sufrió un fuerte impacto.

AWS mantuvo su posición de liderazgo en el mercado de servicios en la nube, representando el 32% del mercado total en el primer trimestre, en el que sus ventas crecieron un 33%. En términos de dólares, AWS superó a sus competidores una vez más. Las ventas de Microsoft Azure aumentaron un 59%, llevando su participación al 17%. Se alcanzaron límites de capacidad para Azure en ciertos mercados, aunque esto se debió al uso sin precedentes de Teams, que no tuvo un impacto directo en los ingresos de Azure. Esto también obligó a Microsoft a restringir el consumo de algunos servicios y nuevos clientes.

Google Cloud ocupó el tercer lugar en el mercado mundial de infraestructura en la nube en el primer trimestre de 2020, seguido de cerca por Alibaba Cloud. Ambos se hicieron con una participación del 6% en el mercado total de servicios de infraestructura en la nube. Google Cloud vio una adopción saludable de su plataforma de datos y análisis en algunos de sus verticales clave, liderados por el sector público, la atención médica, los proveedores de servicios y los servicios financieros, aunque esto fue parcialmente compensado por la debilidad en otros segmentos. Google Cloud continúa invirtiendo en una estrategia de contratación agresiva para Google Cloud Platform, tanto en ventas empresariales como en recursos técnicos. Alibaba Cloud fue uno de los primeros proveedores de servicios en la nube en lanzar iniciativas para apoyar a las empresas afectadas por el bloqueo en China.

"Las empresas se han visto obligadas a cambiar rápidamente sus estrategias de infraestructura de TI y sus prioridades de inversión en respuesta a la pandemia", asegura el analista jefe de Canalys, Matthew Ball. "La reducción de costes y la protección del capital son prioridades a medida que la economía global se debilita. Cualquier cosa local que no mejore las iniciativas actuales de continuidad del negocio ha quedado en segundo plano a medida que las empresas reconsideran los presupuestos ante la creciente incertidumbre o la lucha para acceder a los centros de datos físicos. Al mismo tiempo, las empresas de todo el mundo necesitan urgentemente acceso a una capacidad de computación flexible para soportar el trabajo remoto, la colaboración, el comercio online y la seguridad. La infraestructura en la nube es una solución obvia a corto plazo. Esto ha sido una bendición para la mayoría, si no para todos los principales jugadores".