Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las Administraciones Públicas en España aumentaron un 4,4% su inversión en TI

  • En cifras

Ayuntamiento Madrid

La inversión mantuvo una progresión ascendente desde enero hasta marzo, con un total de 2.430 adjudicaciones, lo que significa un 3,89% más que hace un año. Se ha crecido gracias a los servicios, especialmente mantenimiento y desarrollos de software, pues tanto el software como las comunicaciones decrecen y el hardware está en los mismos niveles que en 2019.

Recomendados: 

Sothis ISIT, la evolución tecnológica no puede parar Leer 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa?​ Webinar ondemand

Según el Barómetro trimestral de la Inversión TIC en las Administraciones Públicas en España realizado por AdjudicacionesTIC, la cifra de inversión por parte de las Administraciones Públicas en España durante el primer trimestre de 2020 alcanzó los 518,87 millones de euros, de los que 28,78 millones de euros corresponden a las compras a través de los acuerdos marco de la Dirección General de Racionalización y Centralización de la Contratación (DGRCC). La inversión ha crecido un 4,4% respec­to al mismo periodo de 2019, si bien la contratación a través de la DGRCC ha descendido un 7,37%.

Estas cifras muestran que a pesar de que durante más de la mitad del mes de marzo de este año se suspendie­ron prácticamente todos los procedimientos en marcha debido a la crisis provocada por la CO­VID-19, la inversión se mantuvo en niveles considerables con una progresión ascen­dente desde enero hasta marzo. Atendiendo al número de adjudicaciones, durante este primer trimestre de 2020 ha habido un total de 2.430, lo que significa un 3,89% más que en el mismo período de 2019. De ellas, el 90,3% han sido licitaciones, mientras que el restante 9,7% pertene­ce a contratos derivados de los acuerdos marco de la DGRCC.

Indra con 38,56 millones de euros en 43 adjudicaciones; Telefónica, con 37,06 millones de euros en 91 proyectos; e Informática El Corte Inglés (IECISA), con 32,16 millones de euros en 62 contratos adjudicados, se posicionan como principales adjudicatarios. Por su parte, la lista de organismos más inversores está encabezada por Informática del Ayuntamiento de Madrid, con 51,61 millones de euros en 20 contratos adjudicados; ENAIRE, con 25,46 millones de euros en 20 adjudicaciones; y AENA, con 20,83 millones de euros en 27 proyectos adjudicados. Es la primera vez que una entidad local se coloca a la cabeza de los organismos más inversores, duplicando la inversión del segundo puesto.

“Se ha crecido gracias a los servicios, especialmente mantenimiento y desarrollos de software, pues tanto el software como las comunicacio­nes decrecen y el hardware está prácti­camente en los mismos niveles que en 2019”, asegura Carlos Canitrot, director de consultoría de AdjudicacionesTIC. “La tecnología ha sido determinante para superar la crisis epidemiológica y seguirá siendo fundamental para ayudarnos a salir de esta pandemia, por medio de la analítica de datos, la inteligencia artificial, las aplicaciones móviles o los robots. Y, para ello, las inversiones TIC por parte del Sector Público serán esenciales”.

Respecto a la situación del mercado en plena pandemia del COVID-19, Carlos Maza, subdirector general de Tecnología de la Información y las Comunicaciones en el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, señala que “en todo este tiempo, el sector TIC ha tenido un comporta­miento ejemplar puesto que no ha habi­do ni un caso en que una empresa dejara de presentar oferta por la situación de la pandemia, ni un solo caso de recursos especiales de contratación argumentando falta de medios o la vigencia de la sus­pensión de plazos. En todas y cada una de nuestras licitaciones, el sector TIC que nos atiende ha demostrado una altí­sima profesionalidad y eficiencia que es de agradecer”.

Carlos Maza asegura que, en estos meses, la salvedad en el tipo de contrataciones ha sido un pequeño porcentaje del presupuesto dedicado a reforzar el teletrabajo, “una inversión para la nueva normalidad en la que los modelos mixtos se implantarán, una vez que Función Pública regule el asunto”. “Y la tendencia va a continuar –prosigue Maza–, porque el cambio cultural ya ha tenido lugar y dentro de las prioridades TIC va a estar la contratación de todo aquello que con­tribuye a la flexibilización del trabajo, entre otros, equipamiento doméstico de teletrabajo (portátiles, pantallas grandes, teclados, móviles, certificados electró­nicos), herramientas de mensajería ins­tantánea, videoconferencia de puesto y de sala”.