El canal de consumo impulsa el mercado de unidades de estado sólido

  • En cifras

WD my passport SSD

Mientras que los ingresos de los SSD para clientes suministrados a través de cadenas retail y minoristas de consumo están creciendo un 7,2%, los de los SSD vendidos a través de revendedores y minoristas centrados en empresas han caído más de un 20%. La caída del precio por GB también ha contribuido a la disminución de los ingresos.

Recomendados

El dato: piedra angular de una experiencia customer-centric Webinar

La era de la experiencia de cliente sin contacto Leer

Diario de un vendedor de tecnología Leer

Aunque el mercado de SSD para clientes en general ha experimentado una baja demanda en Europa durante la pandemia, que en España se ha plasmado en una caída anual de ingresos del 6,4% en el tercer trimestre, los confinamientos y el trabajo desde el hogar han tenido un efecto positivo en las ventas del canal de consumo, según los últimos datos publicados por Context.

El panel de distribución de la consultora muestra que los ingresos de los SSD para clientes orientados al consumidor (cadenas minoristas y minoristas de consumo) están creciendo un 7,2% en el tercer trimestre, mientras que los del canal empresarial (pequeños y medianos revendedores y minoristas centrados en empresas) han caído más de un 20% en comparación al mismo período del año pasado. Esto era de esperar, dado que los cierres de empresas y la desaceleración económica están afectando la capacidad de las pequeñas y medianas empresas para invertir en equipos informáticos, mientras que una fuerza laboral que trabaja en el hogar, y tiene que negociar el acceso a la tecnología con otros miembros de su familia, está comprando más componentes de PC para el hogar.

"El impacto de la pandemia en el mercado de SSD de clientes es claro cuando miramos los ingresos: el crecimiento en el primer trimestre ha sido seguido por dos trimestres de caídas de ingresos interanuales", señala Gurvan Meyer, Head of Business Analysis & Business Unit Manager en Context. "Sin embargo, parte de la fuerte demanda en el primer trimestre de 2020 fue el resultado de la interrupción del suministro cuando China y Corea sintieron los primeros efectos del COVID en enero. Las ventas aumentaron debido a que los revendedores intentaron adquirir stock para superar cualquier problema de suministro de componentes de PC".

Profundizando en los datos del mercado de SSD para clientes, descubrimos que el mayor crecimiento en el tercer trimestre de 2020 se encuentra en las ventas de productos NVMe de 1TB. De hecho, con un crecimiento anual de ingresos del 39%, esta es la única categoría de SSD en registrar mayores ventas. El 63,9% de estas unidades se suministraron a través del canal de consumo, frente al 52,9% de hace un año. Estos productos no son los más baratos, de hecho, un SSD SATA de 1TB, por ejemplo, cuesta un 30% menos, lo que nos dice que los usuarios se preocupan más por el rendimiento que por el precio. Parece que los jugadores y geeks que pasaron más tiempo de lo habitual en casa durante la pandemia han estado comprando SSD de alta especificación y, por lo tanto, han tenido un efecto significativo en la naturaleza del mercado de SSD para clientes.

Otro dato interesante del mercado de SSD es el precio por GB, cuya caída está contribuyendo a la disminución de los ingresos durante el tercer trimestre. El coste de 1 GB de almacenamiento ha caído un 12% respecto al mismo trimestre de 2019. Por lo tanto, la demanda de capacidad no es tan baja como sugiere la caída de los ingresos: los distribuidores informan que en realidad se ha mantenido estable año tras año. El aumento del precio por GB en el primer trimestre es el resultado de la alta demanda observada durante ese trimestre, y la fuerte caída en el tercer trimestre podría ser una consecuencia de que los revendedores reduzcan los precios para deshacerse del exceso de stock tras la baja demanda en el segundo y tercer trimestres.

"Esperamos que el canal de consumo continúe impulsando el mercado de SSD para clientes durante los próximos trimestres, a medida que algunos países de Europa vuelven a imponer confinamientos. Sin embargo, la disminución del precio por GB ciertamente facilitará que las empresas con incertidumbre financiera realicen mayores inversiones los dos últimos trimestres y esto también tendrá un efecto positivo en las ventas de SSD”, añade Gurvan.