El 51% de los consumidores compró un dispositivo inteligente durante la pandemia

  • En cifras

teletrabajo Microsoft

Los hogares conectados, los sistemas automatizados y las nuevas tecnologías están ayudando a las personas a crear ecosistemas dentro de sus hogares. De media, los consumidores compraron dos nuevos dispositivos inteligentes, con los consumidores de la generación Z comprando una media de tres.

Recomendados: 

Monitorizando la experiencia de usuario en soluciones SaaS y serverless con Dynatrace Webinar

Global 5G: El auge de una tecnología transformadora Leer

Un nuevo estudio de Xiaomi encontró que, desde marzo de 2020, el 70% de los consumidores ha hecho cambios en su entorno debido a la necesidad de tener que pasar más tiempo en casa durante la pandemia, y el 51% ha adquirido al menos un dispositivo inteligente durante ese período.

Los confinamientos gubernamentales cambiaron la noción misma de cómo las personas interactúan y viven en sus hogares, impulsando a las personas a reconfigurar su espacio físico para cumplir con los nuevos requisitos funcionales, incluyendo trabajar y aprender en casa, crear gimnasios domésticos o encontrar nuevas maneras de relajarse y disfrutar. 3 de cada 5 encuestados dijeron que desde que sus ambientes de ocio y trabajo se han convertido en uno, se ha vuelto más difícil crear un espacio personal para relajarse. De ellos, el 63% compró dispositivos para el hogar inteligente, el 82% adaptó una habitación para trabajar desde casa durante el COVID, y el 79% reconfiguró al menos una habitación.

"La vida inteligente siempre se ha basado en la reinvención y optimización del espacio físico para resolver problemas y adaptarse a las nuevas realidades a través del uso de la tecnología, y hemos visto esta adopción acelerarse en 2020", apunta Daniel Desjarlais, director global de marketing de productos de Xiaomi. "Los hogares conectados, los sistemas automatizados y las nuevas tecnologías están ayudando a las personas a crear ecosistemas dentro de sus hogares para resolver los nuevos desafíos que presentan el aumento del tiempo en casa, ya sea adaptando o creando nuevos usos para espacios antiguos, como espacios de oficina o aulas, o simplemente creando un hogar que sea más fácil de administrar y controlar".

La gente tenía que adaptar los espacios existentes para servir a nuevos propósitos. Las compras de dispositivos domésticos inteligentes fueron una solución: de media, los consumidores compraron dos nuevos dispositivos inteligentes desde marzo, con los consumidores de la generación Z comprando una media de tres. Los dispositivos inteligentes pueden ayudar a agilizar un espacio y proporcionar soluciones para los problemas generados por tener que más tiempo en casa. Independientemente de los dispositivos comprados, existe el consenso abrumador entre los consumidores (82%) de que hay ventajas significativas para un hogar con dispositivos inteligentes.

Para muchos, estas soluciones improvisadas pueden terminar siendo permanentes. El 60% de los consumidores planea seguir utilizando su hogar para actividades que normalmente se realizan en otros lugares, incluso después de que una vacuna frente al COVID-19 esté ampliamente disponible. Si los confinamientos vuelven a entrar en vigor en 2021, el 39% de los consumidores asegura que actualizará sus dispositivos y el 41% adaptará una habitación. Pasando a 2021, la adopción e integración de la tecnología del hogar inteligente será una tendencia predominante en la mejora del hogar a medida que los consumidores buscan dispositivos inteligentes como parte de sus soluciones a largo plazo.