ALSO aumenta su facturación un 11,3% ayudado por la demanda de servicios cloud

  • En cifras

ALSO

El incremento en los ingresos fue del 11,8% en la línea de negocio tradicional, del 8,9% en el negocio de soluciones y del 38,2% en el área de servicios cloud. La facturación ascendió a 11,9 millones de euros y el EBITDA a 227,5 millones de euros, cifra que espera aumentar entre 240 y 255 millones de euros en 2021.

Recomendados: 

Domina la complejidad en el cloud Leer

Capacidades críticas para la monitorización de los microservicios Leer

ALSO ha dado a conocer los resultados financieros correspondientes a 2020, un año en el que, pese a la crisis sanitaria, la multinacional aumentó sus ventas en 1,2 billones de euros, alcanzando una facturación total de 11,9 billones, un 11,3% más que en 2019. Por área de negocio, el incremento en los ingresos fue del 11,8% en la línea de negocio tradicional (modelo de negocio transaccional), del 8,9% en el negocio de soluciones y del 38,2% en el área de servicios cloud.

El EBITDA fue de 227,5 millones de euros, frente a los 196.7 millones de euros de 2019, y el ROCE aumentó del 15,5% al 21,0% en el mismo período. El efectivo y sus equivalentes crecieron un 38,3% hasta alcanzar los 483,2 millones de euros, superando así la cifra de 2019 que fue de 349,5 millones de euros. Esto sitúa a la compañía en una posición de gran solidez financiera para poder abordar nuevos proyectos en los próximos años.

“En los últimos diez años hemos creado una base sólida, escalable y difícil de reproducir que nos permite seguir expandiéndonos”, afirma Gustavo Möller-Hergt, CEO de ALSO Holding. “La base de la comunicación a distancia reside en la tecnología de la información, que dará forma a la nueva y próxima normalidad, es decir, a la fase pandémica y postpandémica. Las empresas con ecosistemas robustos tendrán oportunidades interesantes para seguir expandiendo su negocio. Para ello, es importante que estas compañías dispongan de sistemas de gestión integrados y empleados muy bien formados, para así conseguir una continua optimización e integrar las adquisiciones de manera eficiente y oportuna. Esto nos permite que surjan nuevas oportunidades de crecimiento para ALSO”.

De cara a 2021, ALSO prevé aumentar el EBITDA entre 240 y 255 millones de euros. Además, teniendo en cuenta la posibilidad de que se produzcan nuevas adquisiciones, la empresa aspira a alcanzar un EBITDA de 280 a 350 millones de euros a medio plazo. El ROCE debería ser superior al 20% con un crecimiento puramente orgánico y superior al 15% teniendo en cuenta posibles adquisiciones.