El gasto en servicios de nube pública superará los 332.000 millones de dólares

  • En cifras

Cloud Linke

Tecnologías emergentes como la contenedorización, la virtualización y el edge computing impulsan un gasto adicional en la nube. SaaS sigue siendo el segmento de mercado más grande y se prevé que alcance los 122.600 millones de dólares en 2021, si bien los de IaaS y DaaS experimentarán el mayor crecimiento, cifrado en un 38,5% y un 67,7%, respectivamente.

Recomendados: 

Operaciones y Kubernetes. Infraestructura para cargas nativas en Cloud Webinar

Nutanix Enterprise Cloud Index - Situación en España Leer

Domina la complejidad en el cloud Leer

Se prevé que el gasto mundial de los usuarios finales en servicios de nube pública crezca un 23,1% en 2021 hasta alcanzar un total de 332.300 millones de dólares, según las últimas previsiones de Gartner. "Los acontecimientos del año pasado permitieron a los CIO superar cualquier reticencia a trasladar sus cargas de trabajo críticas de entornos on-premise a la nube. En pocas palabras, la pandemia sirvió como multiplicador del interés de los CIO en la nube ", explica Sid Nag, vicepresidente de investigación de Gartner, que añade que "las tecnologías emergentes como la contenedorización, la virtualización y el edge computing impulsan un gasto adicional en la nube".

A pesar de la crisis económica, las ofertas que soportan o prestan servicios de nube pública están experimentando un enorme crecimiento. El software como servicio (SaaS) sigue siendo el segmento de mercado más grande y se prevé que alcance los 122.600 millones de dólares en 2021, a medida que la demanda de aplicaciones componibles requiere un tipo diferente de experiencia SaaS.

Por su parte, los segmentos de infraestructura como servicio (IaaS) y escritorio como servicio (DaaS) experimentarán el mayor crecimiento en 2021, cifrado en un 38,5% y un 67,7%, respectivamente, a medida que los CIO se enfrentan a presiones continuas para escalar la infraestructura que soporta el traslado de cargas de trabajo complejas a la nube y las demandas de una fuerza de trabajo híbrida.

"Es importante tener en cuenta que el uso y la adopción de la nube que sirvió bien a las empresas durante la crisis en curso no será igual en los próximos años", apunta Nag, que prevé que “la nube servirá como punto de unión entre muchas otras tecnologías que los CIO quieren utilizar más, a medida que aborden casos de uso más complejos y emergentes. Será un mercado disruptivo como poco".