La demanda de smartphones aumentará pese a los problemas de suministro

  • En cifras

smartphone usuaria seguridad

La escasez de semiconductores afectará a todas las marcas. Para combatirla, los proveedores se centrarán primero en la priorización regional, centrando el flujo de unidades en lucrativos mercados desarrollados, y luego recurrirán a la priorización de canales, impulsando una mayor asignación de smartphones a canales de activación rápida, como los operadores.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Global 5G: El auge de una tecnología transformadora Leer

Según las últimas previsiones de Canalys, el mercado mundial de smartphones crecerá un 12% en 2021, alcanzando los 1.400 millones de unidades. Esto representa una fuerte recuperación con respecto a 2020, cuando las ventas cayeron un 7% debido a las limitaciones del mercado causadas por la pandemia. A medida que continúe el despliegue de vacunas en todo el mundo y la pandemia se modere, el suministro de componentes surgirá como el nuevo cuello de botella para la industria de los smartphones.

“La resistencia de la industria de los smartphones es increíble”, señala Ben Stanton, gerente de investigación de Canalys. “Los smartphones son vitales para mantener a las personas conectadas y entretenidas, y son tan importantes dentro del hogar como fuera. En algunas partes del mundo, las personas no han podido gastar dinero en vacaciones y días libres en los últimos meses, y muchos han gastado sus ingresos disponibles en un nuevo teléfono”.

Hay un fuerte impulso detrás de los teléfonos 5G, que representaron el 37% de las ventas globales en el primer trimestre, y se espera que representen el 43% para todo el año, es decir, en torno a 610 millones de unidades. Esto será impulsado por una intensa competencia de precios entre los proveedores, y muchos sacrificarán otras características, como la pantalla o la alimentación, para ofrecer 5G en el dispositivo más barato posible. Para fin de año, el 32% de todos los dispositivos 5G suministrados habrán costado menos de 300 dólares.

Canalys señala que los cuellos de botella en el suministro de componentes limitarán el potencial de crecimiento de las ventas de terminales este año. “Los pedidos pendientes están aumentando”, comenta Stanton. "La industria está sufriendo por la falta de semiconductores y todas las marcas lo sentirán". Los proveedores se centrarán primero en la priorización regional, centrando el flujo de unidades en lucrativos mercados desarrollados como China, Estados Unidos y Europa occidental, a expensas de América Latina y África. Luego pasarán a la priorización de canales, impulsando una mayor asignación de unidades en canales de activación rápida, como operadores, y menos en distribución y mercado libre. Esto puede abrir las puertas para que las marcas emergentes ganen participación en canales clave del mercado libre.

El otro desafío es el precio. Según la vicepresidenta de movilidad de Canalys, Nicole Peng, "dado que componentes clave, como los chips y la memoria, aumentan de precio, los proveedores de smartphones deben decidir si absorben ese coste o se lo pasan a los consumidores". Pero como existen importantes limitaciones en torno a los conjuntos de chips LTE, esto generará desafíos en el extremo inferior, donde los clientes son particularmente sensibles a los precios. Los proveedores de teléfonos deben buscar mejorar su eficiencia operativa mientras reducen las expectativas de margen en sus carteras de gama baja mientras duren las restricciones, o corren el riesgo de perder participación en el mercado.

Los canales han tenido que transformarse durante la pandemia. “Los países desarrollados han experimentado un aumento de las ventas online, lo que ha obligado a los minoristas a reevaluar su presencia física. Como resultado, muchas tiendas cerrarán este año y, para aquellas que permanezcan abiertas, su propósito será la atención al cliente y la entrega de pedidos, ya que los clientes utilizan cada vez más múltiples canales durante el proceso de compra.