El gasto en equipos de acceso de banda ancha crecerá un 3% anual hasta 2025

  • En cifras

banda ancha

El crecimiento continuo de los suscriptores y el consumo de ancho de banda siguen siendo catalizadores clave del mercado, señala Dell'Oro Group. Como resultado, los proveedores mundiales de banda ancha están sacando adelante algunos de sus proyectos de actualización, incluidos los que involucran la transición del cobre a la fibra.

De acuerdo con una nueva revisión realizada por Dell’Oro Group, se prevé que el gasto global en equipos de acceso de banda ancha tenga un crecimiento medio anual del 3% entre 2020 y 2025, frente al crecimiento plano que se esperaba para dicho periodo. La combinación del continuo crecimiento de los abonados residenciales y el aumento de las tasas de utilización de la capacidad observadas por los proveedores mundiales de banda ancha compensará con creces los impactos negativos de la escasez de componentes y las limitaciones laborales.

La suma de suscriptores de banda ancha continúa creciendo a un ritmo vertiginoso en todo el mundo, ya que la variante Delta continúa limitando el regreso de los empleados a sus oficinas y ha ampliado los entornos de aprendizaje híbridos para los estudiantes. Incluso si el crecimiento de los abonados se desacelerase a finales de este año, las tasas de penetración de la banda ancha y el mercado total direccionable para los proveedores de servicios de banda ancha se han expandido significativamente durante el último año. El crecimiento de los suscriptores también ha dado lugar a una mejora de los ingresos y los márgenes brutos de los proveedores de servicios. Como resultado, los proveedores están sacando adelante algunos de sus proyectos de actualización, incluidos los que involucran la transición del cobre a la fibra.

La caída del gasto que Dell’Oro esperaba ver en 2021 después del aumento de los niveles de inversión de 2020 no se va a materializar. De hecho, el gasto continuará creciendo este año a medida que los operadores se ocupen de las continuas adiciones de suscriptores, así como de los competidores que aumentan sus inversiones en fibra, HFC y redes inalámbricas fijas.