Tecnología seguirá siendo el sector más demandado este Black Friday

  • En cifras

Black friday

Durante la Black Week se producirá un incremento de compras del 139% en comparación con la semana previa, una campaña que espera superar incluso los niveles de ventas y gasto previos a la pandemia. Este año la falta de stock tecnológico derivado de la crisis de los microchips amenaza con retrasar pedidos e incluso subir precios.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

Customer Experience: Territorio Digital Leer

Considerada como una de las más importantes del año y el pistoletazo de salida de la campaña navideña, la Black Week es decisiva para los retailers españoles. Según el “Informe Black Friday 2021”, de Webloyalty, este año las previsiones apuntan que el gasto medio se situará en 180 euros en Black Friday, un 20% más respecto a la campaña anterior, mientras que la estimación de gasto en Cyber Monday es de 98 euros, similar al año pasado, por lo que la Black Week batirá récords superando una previsión de 270 euros de gasto por consumidor.

El sector estrella este año vuelve a ser la tecnología, seguido por belleza y estilo de vida. En cuanto a los productos más demandados, los consumidores se decantan por la electrónica, incluyendo móviles, ordenadores, tablets y electrodomésticos; belleza (cosmética) y moda. Los descuentos superarán el 20% hasta alcanzar incluso el 50% en algunos retailers.

“Este año la falta de stock tecnológico derivado de la crisis de los microchips marcará la campaña de Black Friday porque puede suponer retrasos en las entregas de los pedidos. Esta previsión puede hacer que más compradores anticipen sus compras navideñas, con el fin de adelantarse y no quedarse sin regalos, por si hay falta de stock o retraso en las entregas de su artículo escogido”, comenta Paula Rodríguez, Business Development director de Webloyalty. “Algunos retailers están denunciando demoras en la llegada de contenedores en el transporte marítimo, lo que también podría conllevar un ligero aumento de precios en algunos productos tecnológicos, juguetes o moda”.

En la semana negra el canal online duplica su demanda respecto a otras épocas. Según el “Informe Black Friday 2021” de Webloyalty, durante la Black Week se producirá un incremento de compras del 139%, en comparación con la semana previa. Las estimaciones del Black Friday 2021 son muy alentadoras, una campaña que espera superar incluso los niveles de ventas y gasto previos a la pandemia, lo que demuestra la recuperación del sector y las buenas perspectivas que marcarán la campaña navideña.

“Uno de los grandes beneficiados por la pandemia ha sido el ecommerce, el año pasado ya se notó una fuerte demanda en el canal online, principalmente, por medio al contagio en tiendas físicas. En esta campaña, pese a que la incidencia de contagio es baja, el comercio electrónico seguirá siendo la vía favorita para hacer las compras debido a la comodidad, la amplia variedad de ofertas y los descuentos más significativos”, explica Paula Rodríguez.