Los precios de los productos electrónicos en España son un 2,4% más caros

  • En cifras

Precio

Tras un año de desabastecimiento mundial y problemas en la cadena de suministro se vislumbran variaciones de precio entre países. De los países europeos, solo Grecia se encuentra entre los 10 más caros para los productos electrónicos, mientras que España se sitúa en la posición 21 de 50 países.

Recomendados: 

Administración pública: afrontando la década digital Evento

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

La tecnología es omnipresente en el mundo moderno y no hará más que aumentar su importancia a medida que se produzcan nuevos avances, pero las interrupciones de la cadena de suministro han tenido un gran impacto en la disponibilidad y asequibilidad de los productos electrónicos. Grover ha llevado a cabo un estudio para conocer cómo han afectado las alteraciones globales al coste al por menor de los productos electrónicos en diferentes países.

Para elaborar el Índice de Precios, los investigadores registraron el precio de productos electrónicos populares en cada país, recopilando datos de las mayores plataformas de comercio electrónico y tiendas físicas locales para comprender mejor ambos mercados. Por ejemplo, se observa que en España, el iPhone 12 cuesta 859 euros, mientras que en Estados Unidos el precio final del producto es de 688 euros, con una desviación de -21,15% frente a la media mundial. Si ponemos la atención en los ordenadores que cuentan con sistema operativo Windows se observa un ligero descenso de los precios en España situándose con un porcentaje de -7,10% respecto al precio medio mundial.

El estudio concluye que España se sitúa en la posición número 21 de 50 países por lo que los productos tecnológicos tienen un precio intermedio con una desviación del 2,4% de la media. Sin embargo, países como Estados Unidos o Hong Kong se sitúan en los últimos puestos de la cola con una desviación media a la baja de -14.97% y -16.46% respectivamente. En contraposición, se puede decir que los precios más elevados de dispositivos tecnológicos son en Argentina (67,34%) y Nigeria (38.33%).

De los países europeos en el estudio, solo Grecia se encuentra entre los 10 más caros para los productos electrónicos. Los Países Bajos e Irlanda son los siguientes países más caros, en los puestos 13 y 14 respectivamente. Finlandia es el país menos caro de Europa para los productos electrónicos, en el puesto 45 de 50. Polonia es el siguiente país, en el puesto 42, seguido de Suiza, en el 40.