El ecommerce en España crece un 6% en el primer trimestre de 2022

  • En cifras

compra comercio online

El tráfico a tiendas online también ha aumentado en nuestro país, con una subida del 14% en el conjunto de todos los dispositivos. En cambio, la tasa de gasto por visita se mantiene en 1,03 dólares frente a los 2,55 de la media mundial, un dato que podría indicar que la inflación y las incertidumbres económicas y geopolíticas han impactado en el consumidor.

España es uno de los pocos países del mundo, y el único de Europa, en el que el ecommerce crece. Según los datos del Shopping Index de Salesforce correspondientes al primer trimestre de 2022, los ingresos del comercio online han experimentado una caída del 3% a nivel global, mientras que en España subieron un 6% interanual con respecto al mismo periodo de 2021, cuando el comercio online creció un 69% a nivel global y un 70% en España.

El tráfico a tiendas online también ha aumentado en nuestro país, con una subida del 14% en el conjunto de todos los dispositivos. El tráfico desde teléfonos móviles aumentó un 14% y un 9% en el caso de los ordenadores. Eso sí, la tasa de gasto por visita sigue siendo más baja en España en comparación con el dato global, ya que cada español gasta, de media, 1,03 dólares frente a los 2,55 de la media mundial.

Algo similar ocurre con el gasto medio por pedido, que en nuestro país es de 82,36 dólares, mientras que a nivel global este dato asciende a 96,19. La tasa de conversión de España (1,2%) es también una de las más bajas de todas las regiones analizadas, sólo por encima de Italia (1%) y Latinoamérica (0,9%), mientras que la media global se sitúa en el 2,1%.

"Los datos a nivel global indican que la inflación y las incertidumbres económicas y geopolíticas han impactado en el consumidor que está comprando menos artículos a menos minoristas", explica Enrique Mazón, vicepresidente de eCommerce Cloud de Salesforce Iberia. "Pero hay que tener en cuenta que llevamos casi dos años de crecimiento drástico en comercio electrónico con picos de hasta un 70% de crecimiento a nivel global en algunos trimestres. Es probable que estemos ante un cambio en el comportamiento del consumidor en términos generales. Para hacer frente a esto, los retailers deben eliminar las fricciones entre los canales físicos y digitales, de forma que puedan atraer y retener a clientes fieles."

El informe revela asimismo que la economía global continúa sintiendo el estrés de una cadena de suministro tensa a medida que persisten los bloqueos laborales y el cierre de los puertos de Shanghái. En medio de las prolongadas presiones y retrasos en la cadena de suministro, el número de unidades en stock descendió un 3% en el primer trimestre de 2022, en comparación con el primer trimestre de 2021.