El comercio social crecerá tres veces más rápido que el ecommerce tradicional

  • En cifras

Redes sociales

El 64% de los usuarios de las redes sociales afirman haber realizado una compra a través del comercio social en el último año, lo que supone casi 2.000 millones de compradores sociales en todo el mundo. Más de la mitad de estos compradores aseguran que es más probable que apoyen a las pymes a través del comercio social que cuando compran en las webs.

Recomendados: 

Cómo las empresas B2B pueden diversificar sus canales de ventas digitales Leer

Customer Experience: Territorio Digital Leer

Según el informe de Accenture Why Shopping’s Set for a Social Revolution, el sector del comercio social mundial crecerá tres veces más rápido que el comercio electrónico tradicional, pasando de los 492.000 millones de dólares actuales hasta los 1,2 billones de dólares, lo que equivale al 17% de todo el gasto en comercio electrónico. Se prevé que este crecimiento venga impulsado por los usuarios de las redes sociales de la Generación Z y la Generación Millennials, que representarán el 62% del gasto mundial en comercio social para 2025.

En el comercio social toda la experiencia de compra de una persona tiene lugar en una plataforma de redes sociales. El 64% de los usuarios de las redes sociales encuestados afirmaron haber realizado una compra a través del comercio social en el último año, lo que, según las estimaciones de Accenture, supone casi 2.000 millones de compradores sociales en todo el mundo.
 
"La pandemia demostró lo mucho que la gente utiliza las redes sociales como punto de partida para todo lo que hace online: noticias, entretenimiento y comunicación", según Robin Murdoch, líder global de la industria de Software y Plataformas de Accenture. "El aumento constante del tiempo dedicado a las redes sociales refleja lo esenciales que son estas plataformas en nuestra vida diaria. Están remodelando la forma en que la gente compra y vende, lo que proporciona a las plataformas y a las marcas nuevas oportunidades de experiencias de usuario y fuentes de ingresos." 

Aunque este paradigma es importante para las grandes empresas, los particulares y las pequeñas marcas también pueden beneficiarse. En este sentido, el 59% de los compradores sociales afirmaron que es más probable que apoyen a las pymes a través del comercio social que cuando compran en las webs. Eso sí, la mitad de los usuarios de las redes sociales indican que les preocupa que las compras del comercio social no estén protegidas o no se reembolsen adecuadamente, lo que hace que la confianza sea la mayor barrera para su adopción, al igual que lo fue para el comercio electrónico en sus inicios.
 
"Aquellos que aún no han utilizado el comercio social señalan que una de las razones que les frena es su falta de confianza en la autenticidad de los vendedores sociales, mientras que los usuarios activos del comercio social señalan las políticas de devoluciones, reembolsos y cambios como un área de mejora", destaca Oliver Wright, líder global de Bienes y Servicios de Consumo de Accenture. "La confianza es un problema que tardará en superarse, pero los vendedores que se centren en estas áreas estarán mejor posicionados para aumentar su cuota de mercado".

El informe de Accenture señala que para 2025 el mayor número de compras de comercio social a nivel mundial se espera en la ropa (18%), la electrónica de consumo (13%) y la decoración del hogar (7%). Los alimentos frescos y los aperitivos también representan una gran categoría de productos (13%), aunque las ventas son casi exclusivas de China. Se prevé que la belleza y el cuidado personal, aunque sean menores en términos de ventas totales de comercio social, ganen rápidamente terreno al comercio electrónico y capten más del 40% del gasto digital de media para esta categoría en los mercados clave para 2025.