Las ventas de portátiles educativos en Europa aún superan los niveles prepandemia

  • En cifras

Sonicwall estudiantes

Atrás quedaron los grandes proyectos gubernamentales que caracterizaron al segmento en los primeros dos años de la pandemia, lo que en algunos países ha llevado a un exceso de stock de portátiles en el canal, particularmente Chromebooks. Durante el resto del año, los proyectos más pequeños continuarán desarrollándose en toda la región.

El volumen de ventas de portátiles en el sector educativo en toda Europa ha disminuido drásticamente en las primeras 11 semanas del año, aunque sigue siendo superior a los niveles anteriores a la pandemia, según datos de Context. Las últimas cifras de ventas muestran una caída cercana al 50%, algo que puede explicarse por la comparativa desfavorable con el fuerte crecimiento de hace un año, en el que las ventas vieron un aumento interanual del 450% o más. El Reino Unido, Italia y España, que impulsaron el segmento en los dos primeros años de la pandemia, continúan haciéndolo en gran medida en 2022.

Aunque los proyectos y acuerdos para la compra de portátiles para educación a nivel local continúan en mercados como el Reino Unido y España, atrás quedaron los grandes proyectos gubernamentales que caracterizaron al segmento en los primeros dos años de la pandemia. En algunos países, esto ha llevado incluso a un exceso de stock de portátiles en el canal, particularmente Chromebooks.

Durante el resto del año, los proyectos más pequeños continuarán desarrollándose en toda la región. Sin embargo, la demanda es menos urgente, por lo que el desempeño general de 2022 en la distribución realmente dependerá de si vemos que alguna de esas grandes iniciativas gubernamentales regresa. Con los estudiantes de vuelta a las aulas y la pandemia disminuyendo, podemos esperar un rendimiento más bajo que los dos primeros años de la crisis, pero aún por encima de las cifras anteriores a la pandemia.

En todos las verticales, la categoría de portátiles experimentó un ligero aumento en los ingresos al final del primer trimestre. Sin embargo, el período ha estado marcado por problemas de oferta y una desaceleración de la demanda de los consumidores. Vemos que los niveles de existencias aumentan, mientras que los problemas de suministro están mejorando, si bien persiste la escasez de componentes.