Los CIOs están acelerando las inversiones en analítica, cloud y seguridad

  • En cifras

dinero_banco_crecimiento

No se prevé que la invasión rusa de Ucrania tenga un impacto directo en el gasto global de TI. Se espera que la inflación de precios y salarios, agravada por la escasez de talento y otras incertidumbres en la entrega, afecten más a los planes de los CIOs en 2022, pero aún no ralentizarán las inversiones en tecnología.

Este año está demostrando ser uno de los más tumultuosos registrados por los CIOs. La disrupción geopolítica, la inflación, las fluctuaciones monetarias y los desafíos de la cadena de suministro se encuentran entre los muchos factores que influirán en su labor, pero contrariamente a lo que vimos a principios de 2020, los CIOs están acelerando las inversiones en TI, ya que reconocen la importancia de la flexibilidad y la agilidad para responder a la interrupción. En este sentido, Gartner proyecta que el gasto mundial en TI alcanzará los 4,4 billones de dólares en 2022, lo que representa un aumento anual del 4%. John-David Lovelock, distinguido vicepresidente de investigación de Gartner, señala que “la preferencia de compra e inversión se centrará en áreas que incluyen analítica, computación en la nube, experiencias de cliente perfectas y seguridad".

Los impactos de la inflación en el hardware de TI de los últimos dos años están comenzando a extenderse al software y los servicios. Con la escasez actual de talento de TI que impulsa salarios más competitivos, los proveedores de servicios de tecnología están aumentando sus precios, lo que está ayudando a aumentar el crecimiento del gasto en estos segmentos. Se espera que el gasto en software crezca un 9,8% hasta los 674.900 millones en 2022 y se pronostica que los servicios de TI crecerán un 6,8% para alcanzar los 1,3 billones.

El aumento del software de aplicaciones empresariales, el software de infraestructura y los servicios gestionados a corto y largo plazo demuestra que la tendencia hacia la transformación digital no es una tendencia de uno o dos años, sino que es sistémica y a largo plazo. Por ejemplo, la infraestructura como servicio (IaaS) sustenta cada una de las principales ofertas online y aplicaciones móviles centradas en el consumidor, lo que representa una parte significativa del crecimiento de casi el 10% en el gasto en software en 2022.

Gartner espera que las iniciativas de negocios digitales, como la experiencia experiencial del consumidor final y la optimización de la cadena de suministro, impulsen el gasto en aplicaciones empresariales y software de infraestructura a un crecimiento de dos dígitos en 2023.

"Los CIO anticipan tener la capacidad financiera y organizativa para invertir en tecnologías clave a lo largo de este año y el próximo", apunta Lovelock. "Parte del gasto en TI quedó en suspenso a principios de 2022 debido a la variante Omicron y las olas posteriores, pero se espera que se despeje a corto plazo”.