El control de costes es el mayor reto para el 54% de los tomadores de decisiones de TI

  • En cifras

dinero PC comercio

Más de un tercio de las organizaciones se enfrentan a una falta de conocimiento sobre cómo optimizar su gasto en la nube y otro tercio informó de una falta de tiempo para buscar las mejores ofertas. Aquellos que recurrieron a consultores externos para ayudar a negociar los precios pudieron ahorrar un 24% en el coste de sus licencias.

La optimización de los costes de TI, que es la práctica de controlar y reducir los costes al tiempo que se maximiza el valor del negocio dentro de un parque informático, puede ser difícil y, con la creciente complejidad de la tecnología, el reto no es más fácil. Pues bien, un estudio realizado por Sapio Research, en colaboración con Crayon, muestra que el 54% de los responsables de la toma de decisiones de TI identifican la optimización de los costes de TI como su mayor reto.

"Este estudio muestra que el control de costes de TI es crítico para el negocio, especialmente en el entorno inflacionario actual", explica la CEO de Crayon, Melissa Mulholland. "Las empresas siempre necesitan TI y software, pero es importante que se utilice de una manera que innove su negocio, cree más eficiencia y reduzca los costes".

El estudio, que proporciona información sobre los responsables de la toma de decisiones de TI en todo el mundo y sus puntos de vista sobre la tecnología, la nube y la innovación, revela que más de un tercio de las organizaciones se enfrentan a una falta de conocimiento sobre cómo optimizar su gasto en la nube y otro tercio informó de una falta de tiempo para buscar las mejores ofertas. Del mismo modo, las organizaciones se enfrentan a una batalla cuesta arriba tratando de administrar el gasto dinámico de TI, dado lo difícil que es lidiar con la rotación del personal de TI, algo especialmente frecuente en las organizaciones pequeñas o medianas.

Si bien la mayoría de las empresas están dando pasos hacia la optimización de los costes de TI, la investigación sugiere que aquellos que han pedido ayuda externa han progresado más. De media, aquellos que recurrieron a consultores externos para ayudar a negociar los precios pudieron ahorrar un 24% en el coste de sus licencias.