Las conexiones 5G aumentarán de 1.200 millones en 2022 a 4.200 millones en 2026

  • En cifras

5G conectividad

La menor demanda de nuevos teléfonos móviles significa una transición más lenta de los suscriptores a las redes 5G. Las malas perspectivas macroeconómicas retrasarán algunos lanzamientos de redes 5G por parte de los operadores. Con todo, se espera que las conexiones 5G en todo el mundo crezcan un 86%.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue Webinar
» Nueve formas prácticas de optimizar los costes IT Guía
» 5 aspectos a evaluar en su sistema telefónico y claves para aumentar su éxito Leer

Aunque la caída del mercado de telefonía móvil en 2022 está afectando a la transición de los suscriptores a las redes 5G, se espera que las conexiones 5G en todo el mundo crezcan un 86% y alcancen los 1.150 millones a finales de año, según el último pronóstico CCS Insight.

"La debilidad macroeconómica está afectando inevitablemente las ventas de nuevos teléfonos móviles este año, y se espera que las ventas globales caigan un 10% hasta los 1.430 millones de unidades, de las cuales se espera que 620 millones sean compatibles con 5G", explica Marina Koytcheva, vicepresidenta de pronósticos de CCS Insight. “Esto ralentizará el cambio a 5G, pero las conexiones activas a las redes 5G en todo el mundo casi se duplicarán en 2022, sobre todo gracias a las inversiones de los operadores de red para expandir la cobertura 5G en mercados clave y algunos lanzamientos de redes importantes en mercados emergentes”.

El recuento global de conexiones 5G continuará aumentando a medida que los operadores de red que ya han implementado la tecnología hagan esfuerzos para cambiar a los clientes a 5G. "Migrar a los clientes a las últimas redes es crucial para los operadores, ya que les ayuda a vender nuevos servicios, mejorar la eficiencia operativa y fomentar un negocio más sostenible", afirma Kester Mann, director de Consumo y Conectividad de CCS Insight.

Futuro favorable para el 5G

CCS Insight pronostica que las conexiones 5G aumentarán en todas las regiones del mundo en los próximos cuatro años, aunque el 70% de los 4.200 millones de conexiones 5G previstas para finales de 2026 permanecerán en los mercados avanzados de Occidente y Asia-Pacífico, y en China. La actual incertidumbre macroeconómica jugará un papel clave en el retraso de los lanzamientos de operadores que aún no han dado el salto a 5G, especialmente en los mercados emergentes más vulnerables.

"Esperamos que los operadores de red continúen alentando a los fabricantes de teléfonos a llevar las capacidades 5G a dispositivos más baratos en sus rangos, de modo que se vendan más y más dispositivos habilitados para 5G", apunta Koytcheva.

La gran promesa de 5G siempre ha estado en el papel que tiene que desempeñar en el entorno de la Industria 4.0. Sin embargo, las empresas han tardado en adoptar 5G en aplicaciones industriales, y para 2026 las aplicaciones industriales de Internet de las cosas representarán solo el 10% de las conexiones 5G. El resto serán casi en su totalidad smartphones, aunque otros dispositivos como tablets, PCs portátiles y routers domésticos harán contribuciones modestas.

"5G no ha tenido un viaje fácil, con la pandemia afectando las cadenas de suministro de equipos y dispositivos, y los operadores que afrontan desafíos para recuperar el coste de las nuevas redes", comenta Richard Webb, director de Redes e Infraestructura de CCS Insight, que está seguro de que el futuro sigue siendo brillante. "Más operadores están implementando características avanzadas que aumentan el rendimiento de las redes 5G. Esto significa nuevas oportunidades para combinar conectividad avanzada con tecnologías como inteligencia artificial, edge computing y análisis. Esto creará nuevas aplicaciones de la tecnología, así como nuevos ingresos por servicios", añade Webb.