Las empresas invertirán en su cadena de suministro y en tecnología

  • En cifras

inversion empresa

La capacidad de recuperación de la cadena de suministro es una prioridad clave para el 43% de las empresas, mientras que el 39% tiene intención de aumentar la inversión en tecnología para reducir costes e impulsar la transformación empresarial. Casi la mitad de los ejecutivos también tiene previsto aumentar el gasto en ciberseguridad.

  Recomendados....

» Transformación digital de la industria farmaceútica y de la salud Leer
» ERPs: cómo implantar SAP/4 HANA Cloud en 12 semanas y a mitad del coste que oferta la industria Guía
» Plataformas de comunicaciones bajo suscripción: flexibilidad y control Informe

Según un informe del Instituto de Investigación Capgemini, ante los contratiempos económicos, las empresas se muestran prudentes a la hora de invertir. Para el 89% de las organizaciones, la interrupción de la cadena de suministro se considera el principal riesgo para el crecimiento empresarial, por delante del aumento de los precios de las materias primas y la crisis energética. Para minimizarlo, el 43% tiene previsto aumentar las inversiones en su cadena de suministro durante el próximo año y los siguientes.

Estos ejecutivos tienen previsto dirigir sus inversiones a la mejora de las tecnologías aplicadas en la cadena de suministro (que permiten agilidad, transparencia y visibilidad de las cadenas de suministro) y a la diversificación (las bases de proveedores, la producción y los socios de transporte), y las principales acciones para lograr ser más flexibles en la cadena de suministro incluirán la onshoring o near-shoring para impulsar plantas de producción más cercanas a la demanda, regionalizar las bases de proveedores y diversificar la base de fabricación. Los países de Europa Occidental tienen previsto invertir más en la diversificación de la cadena de suministro.

Inversiones en TI, sostenibilidad y talento

Para ayudar a capear la situación económica, las empresas están estudiando formas en que la tecnología puede contribuir a impulsar el crecimiento. Según el informe, el 39% tiene previsto aumentar la inversión en tecnología en los próximos 12-18 meses, y una proporción similar tiene previsto mantenerla. Los ejecutivos pretenden aprovechar la tecnología principalmente para ayudar a reducir costes y tomar decisiones más rápidas, aprovechando la nube, los datos y los sistemas de análisis. Para proteger aún más sus empresas en el próximo año, casi la mitad de los ejecutivos también tiene previsto aumentar el gasto en ciberseguridad.

Por otra parte, debido a las condiciones desfavorables del mercado, más de la mitad de las organizaciones ya han reducido su gasto en sostenibilidad medioambiental, y sólo el 33% tiene previsto aumentar sus inversiones en los próximos 12-18 meses. El incremento de la presión sobre la inversión en sostenibilidad medioambiental puede deberse en parte al hecho de que la mayoría de los líderes empresariales la ven como una obligación costosa, más que como una inversión de futuro. Además, el 74% de los ejecutivos afirma que la demanda de productos y servicios sostenibles por parte de los clientes ha disminuido en el panorama macroeconómico actual.

Finalmente, el 65% de los ejecutivos tiene previsto invertir e implantar opciones de trabajo híbrido, y el 61% plantean opciones de trabajo remoto permanente para roles que requieren menos supervisión y trabajo en equipo. Sin embargo, las organizaciones prevén reducir la inversión en áreas críticas como la experiencia de los empleados (39%), el upskilling/reskilling (36%) y la diversidad (35%) en los próximos 12-18 meses.

Para el CEO de Capgemini, Aiman Ezzat, “los líderes empresariales mundiales están centrando sus inversiones en las áreas que seguirán impulsando la transformación de su negocio. Deben aprovechar la oportunidad que ofrece la tecnología, no sólo para hacer que su negocio sea más eficiente, sostenible y resiliente, sino, para algo aún más relevante: hacer posible el crecimiento a largo plazo. Además, es esencial invertir en el talento que será capaz de llevar a cabo estas transformaciones del modelo de negocio y de la cadena de valor, sin renunciar a la estrategia employee experience. Estas áreas de inversión son vitales para que las organizaciones no sólo capeen el entorno lleno de incertidumbre, sino que salgan fortalecidas y más resistentes en el futuro”.