La demanda de talento tecnológico sigue superando a una oferta escasa

  • Formación

talento

Los costes asociados con el proceso de reemplazar a un trabajador de categoría media pueden suponer hasta el 400% del salario mensual de este, y si es un puesto directivo o un sector con alta demanda como el de tecnología de la información, el gasto podría triplicarse. La brecha digital ha llegado un punto de inflexión.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Un estudio realizado por Bersin y Deloitte señala que los costes asociados con el proceso de reemplazar a un trabajador de categoría media pueden suponer hasta el 400% del salario mensual de este, si tenemos en cuenta el valor de la contratación, proceso de entrevistas, capacitación, costes de oportunidad y tiempo de inactividad en el puesto vacante. Esto implica que, si es un puesto directivo o un sector con alta demanda como el de tecnología de la información, el gasto podría triplicarse.

La rotación del capital humano implica perdida de know-how, la ralentización de los proyectos, debilitamiento en los procesos de I+D+i, una reducción en la calidad de los resultados finales y una barrera para nuevos emprendimientos, una situación que se agrava en aquellas empresas tecnológicas o con departamentos que requieren talento tecnológico.

Según un informe de RAND Europe para Salesforce titulado ‘Digital Skills Research’, el 87% de los directivos está sufriendo o espera sufrir las consecuencias de esta brecha de competencias digitales en su plantilla. En Europa, el 64% de las grandes empresas y el 56% de las pequeñas y medianas están teniendo problemas para encontrar talento para puestos de trabajo relacionados con Tecnologías de la Información y Comunicaciones. Desde Lempert sostienen que el estudio deja patente lo que ya sabemos en el sector: las empresas se enfrentan a un nuevo reto en este mundo digitalizado y es que no hay suficientes personas con las habilidades digitales adecuadas para impulsar la transformación de sus empresas en el presente ni en el futuro.

“La demanda de talento tecnológico está superando a una oferta actualmente escasa, agravada además por la situación surgida como consecuencia de pandemia por Covid-19, que ha exigido la necesaria formación en habilidades con las que poder impulsar las nuevas experiencias digitales”, afirma Daniel Lempert, fundador de Lempert.