La falta de profesionales de TI pone en peligro la digitalización y el teletrabajo

  • Al día

Profesion TIC experto

En España, se prevé que harán falta más de 30.000 profesionales en los próximos tres años. Las vulnerabilidades de los equipos y las infraestructuras digitales endebles, son algunos de los riesgos a los que se exponen las empresas debido a la escasez de candidatos con perfiles técnicos avanzados.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar

España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio Leer

El nuevo escenario laboral surgido a raíz del COVID19, con la inminente irrupción de un modelo de trabajo híbrido, exige altos niveles de digitalización que las compañías españolas aún no han logrado alcanzar, debido a la escasez de profesionales en el sector TI. Concretamente, en España, se prevé que harán falta más de 30.000 profesionales en los próximos tres años, una carencia que podría retrasar la digitalización del mercado y, por tanto, la consolidación del teletrabajo, según afirma la integradora española fibratel.

Por otro lado, el proceso acelerado de digitalización que ha propiciado la pandemia y la necesidad de mantener la actividad productiva a distancia favorece la incorporación de esta nueva fórmula híbrida de trabajo, con un incremento de un 74,2% con respecto a los registros prepandemia. “Desde fibratel hemos detectado una tendencia hacia el modelo de trabajo descentralizado, así como una enorme brecha por la rapidez con la que han emergido nuevas necesidades con una considerable falta de profesionales para cubrir este tipo de servicios” señala Orlando Pinilla, BDM de ciberseguridad de fibratel.

Con todo ello, desde fibratel identifican las principales carencias del mercado y los riesgos a corto plazo, si no se tienen en cuenta a tiempo:

--Seguridad en los sistemas. Las vulnerabilidades de los equipos podrían verse expuestas, si no contamos con las herramientas y previsión de riesgos adecuadas. En el último año, el volumen de ciberataques dirigidos a los miembros de las organizaciones aumentó un 125%. Con todo ello, las entidades deben tener en cuenta la necesidad de concienciar a uno de los eslabones más débiles de la cadena, el usuario, para evitar brechas de seguridad que comprometan la seguridad de la empresa.

--Infraestructuras digitales endebles: las organizaciones cuentan con infraestructuras poco preparadas, que carecen de la flexibilidad necesaria para iniciar un proceso de digitalización óptimo. Resulta crucial realizar una auditoría, para analizar la situación real de la organización y mejorar el proceso.

--Inversiones poco efectivas: al hilo de lo mencionado previamente, resulta poco operativo invertir grandes cantidades de dinero en digitalización, si no contamos con una base adecuada. Un partner de confianza que personalice el proyecto garantizará la efectividad de la inversión, reduciendo pérdidas a corto plazo.