Crecerá la demanda de perfiles especializados en la nube, ciberseguridad y datos

  • Formación

trabajador empleo TIC

La digitalización se sigue situando en el centro de las estrategias empresariales, por lo que la competición por el talento continuará siendo crucial. Madrid y Barcelona son las ciudades en las que más se requieren estos profesionales, aunque, en el sector, está muy implantado el teletrabajo, por lo que la ubicación geográfica ha pasado a un segundo término.

  Recomendados....

» Claves en el nuevo proceso de venta digital y e-commerce B2B Leer
» El futuro de los centros de datos a debate: tendencias y evolución Visualizar
» Los cambios que se avecinan en el sector digital y tecnológico Informe

Randstad Technologies ha llevado a cabo sus previsiones de las principales tendencias del sector de cara a este año 2023. La compañía señala que los arquitectos y administradores de tecnología en la nube, los expertos en ciberseguridad y los analistas de datos serán los perfiles más demandados en este 2023.

Según Jorge González, director nacional de Randstad Technologies, “de cara a este 2023, las empresas tienen la necesidad de mejorar su eficiencia financiera ante retos como la crisis de precios, la inestabilidad en Europa, la subida de los costes de financiación o la ralentización económica, desafíos que ponen el foco en la productividad. Esto nos lleva a que la transformación y la digitalización se sigan situando en el centro de las estrategias empresariales, por lo que la competición por el talento continuará siendo crucial”.

Estos puestos tienen en común su alta empleabilidad, ya que existe cierta escasez de talento, lo que supone que sean empleos con bandas salariales por encima del mercado. Estas posiciones se caracterizan por su transversalidad, es decir, son demandadas por empresas de cualquier sector, siempre y cuando utilicen este tipo de tecnología. Madrid y Barcelona son las ciudades en las que más se requieren estos profesionales, aunque, en el sector, está muy implantado el teletrabajo, por lo que la ubicación geográfica ha pasado a un segundo término.

Estas son las posiciones más demandadas:

-- Arquitectos y administradores de tecnología en la nube. Es un campo de conocimiento que permite diseñar arquitecturas y administrar los sistemas tradicionales de las organizaciones en nuevos entornos en la nube. Para estas posiciones se requiere ingeniería técnica o superior en informática o grado de informática, además de una formación específica en las tecnologías de la nube. La banca salarial en la que se encuentran se sitúa entre los 50.000 y los 55.000 euros.

--Experto en ciberseguridad. Son profesionales capaces de proteger los sistemas y las redes, el software, los datos y los sistemas de información de las compañías. Si ya eran profesionales muy demandados antes de la crisis, el teletrabajo ha acelerado la dependencia de estos perfiles. Se les requiere contar con una ingeniería técnica o superior en informática o grado de informática, además de formación específica en ciberseguridad. Se mueven en una banda salarial de alrededor de los 50.000 euros anuales.

--Analistas de datos. Se dedican a transformar cantidades de datos sin procesar en información procesada y, además, pueden trabajar con el dato creando modelos de información que permitan saber qué va a ocurrir. Precisan de una formación de ingeniería técnica o superior en informática o grado de informática, junto a estudios concretos superiores en data o bigdata. Su banda salarial se encuentra entre los 40.000 y los 60.000 euros.

--Desarrollador fullstack. Son profesionales versátiles que desarrollan software, tanto en el Front End como en el Back End, con elevados conocimientos técnicos y cierta experiencia. Se demanda una formación de ingeniería técnica o superior en informática o grado de informática, junto a estudios concretos superiores en el lenguaje de programación necesario. El salario se suele situar alrededor de los 40.000 euros.

--Desarrollador de software. Este tipo de perfil se caracteriza por su versatilidad y transversalidad, ya que pueden ser requeridos para proyectos de muchos tipos. Para estas posiciones se requieren grados en el ámbito de la informática y formación complementaria en lo que se refiere a los distintos lenguajes de programación. Su banda salarial se encuentra en una media de 35.000 euros anuales.

--Desarrolladores de tecnología devops. Se encargan de diseñar y ejecutar esta tecnología, en estrecha alineación con los objetivos operativos de las organizaciones. Se les exige desde un ciclo formativo de grado medio o superior, hasta la ingeniería, técnica o superior, en informática. Se les suele ofrecer un salario situado entre los 45.000 y los 65.000 euros al año.

--Analista QA. Este tipo de perfil es responsable de asegurar la calidad del software y de prevenir posibles errores. Los empleadores suelen requerirles grados en el ámbito de la informática, además de formación complementaria en el área tecnológica correspondiente. Su banda salarial se encuentra en una media de 35.000 euros anuales.

--Experto en Inteligencia Artificial / Machine Learning. Este tipo de profesional es capaz de desarrollar procesos, operativas o servicios relacionados con el aprendizaje automático. Es necesario contar con grado en el ámbito de la informática y formación específica en este tipo de tecnología. Su banda salarial se encuentra alrededor de los 45.000 euros anuales.

--Especialista de blockchain. La cadena de bloques permite la transferencia de información con una codificación muy sofisticada a través de un sistema de registros compartidos, garantizando un intercambio completamente seguro. Se demanda una formación de ingeniería técnica o superior en informática o grado de informática, junto a estudios concretos en la tecnología blockchain. El salario se suele situar alrededor de los 40.000 euros.

--Scrum Master. Este profesional está encargado de liderar los equipos en la gestión de proyectos complejos en el ámbito de desarrollo de productos o software. Precisan de una formación de ingeniería técnica o superior en informática o grado de informática, junto a estudios concretos superiores en data o bigdata. Su banda salarial se encuentra alrededor de los 45.000.

Randstad Technologies también destaca que la capacidad de adaptación a los cambios, iniciativa, innovación, y contar con pensamiento analítico-conceptual serán las habilidades más solicitadas por los empleadores en el sector IT. Se tratan de soft skills, competencias que no provienen, en general, de la formación académica, pero que tienen una elevada importancia para las compañías.