Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas españolas pierden millones de euros debido a cargas administrativas

  • PYME

empresario pyme

En lo que llevamos de 2019, la pérdida económica de las empresas españolas asciende a más de 30.000 millones de euros y, en lo que a tiempo se refiere, nuestras compañías han desperdiciado más de un mes en gestiones burocráticas. Contabilidad y facturación son dos de las áreas que más tiempo destinan a tales actividades.

Las empresas son el motor de la economía, pero no siempre aprovechan todas sus capacidades ni el potencial del que disponen por dedicar demasiado tiempo a las labores administrativas. Según Sage, de digitalizarse, estas actividades supondrían a las empresas un ahorro de tiempo que, dedicado a actividades realmente ligadas al negocio, harían crecer sus ingresos. Así se pone de manifiesto en el informe Productivity tracker, desarrollado por la compañía en 12 de sus principales mercados de actividad, incluida España, un estudio del que se desprende que las empresas españolas pierden 1.038 euros por segundo por dedicar más tiempo del que deberían a las gestiones burocráticas.

En cifras, en lo que llevamos de 2019, la pérdida económica de las empresas españolas asciende a más de 30.000 millones de euros y, en lo que a tiempo se refiere, nuestras compañías han “desperdiciado” más de un mes en este tipo de actividades, una cifra que seguirá incrementándose hasta final de año, llagando hasta 35.500 millones de euros, según los cálculos de Sage.

El estudio analiza aquellos departamentos y tareas que más tiempo destinan a labores burocráticas, y que podrían automatizarse. Así, el que más carga administrativa soporta es el de contabilidad (15%), seguido de las áreas de facturación (13,8%), contabilidad impositiva (13,3%) y gestión de pagos (12,9%). Esto no significa que dichos departamentos tengan que prescindir de su personal en favor de las tecnologías, sino que, con la implementación de software de gestión y herramientas digitales, el trabajo de tintes más burocráticos puede digitalizarse y la fuerza de trabajo encargada del mismo puede dedicar su tiempo a labores que permitan añadir valor y reducir las pérdidas generadas por la improductividad.