2020 ha sido el año de la digitalización para la pequeña empresa española

  • PYME

digitalizacion-proceso-clave-pymes

A pesar de todas las dificultades que esta crisis ha traído a las pequeñas empresas españolas, la mayoría se está consiguiendo adaptar, con el 38% optando por el teletrabajo. El impulso de la digitalización, el desarrollo del comercio online, la aplicación de estrategias de marketing digital y la seguridad de los datos son las claves para los negocios de cara a 2021.

Recomendados: 

8 pasos para llevar su empresa hacia la transformación digital Leer

Cómo ofrecer un entorno de trabajo seguro en tu empresa Leer

Almacenamiento de vanguardia para la pyme Leer

Finaliza 2020, un año marcado por la pandemia del COVID-19 y las consecuencias económicas que ha tenido en muchas pequeñas empresas a nivel mundial. Según la encuesta “Impacto del Covid-19 en las pequeñas empresas y autónomos españoles” de GoDaddy, el 60% de las pequeñas empresas y los autónomos españoles afirman que sólo los negocios más digitalizados podrán hacer frente al impacto negativo de la pandemia.

Durante este último año las empresas se han tenido que digitalizar en un tiempo récord para hacer frente al cierre parcial o total de sus establecimientos físicos. GoDaddy hace balance de los avances realizados este año en lo que respecta a la digitalización de las pequeñas empresas y autónomos:

· Adopción del teletrabajo: sin duda, este ha sido el año en que el teletrabajo ha llegado a nuestras vidas para ser un elemento habitual. A pesar de las dificultades que esta crisis ha traído a las pequeñas empresas españolas, la mayoría se está consiguiendo adaptar, ya que el 38% afirma haber optado por el teletrabajo como método para salir adelante, según datos de GoDaddy. Además, en España, el 95% de los encuestados han logrado reanudar su actividad antes de alcanzar la "nueva normalidad", mientras que el 28% lo hizo durante la fase 0. Asimismo, la mayoría de estos autónomos españoles han comenzado a familiarizarse con las nuevas herramientas para mantener un mayor contacto con sus clientes, siendo WhatsApp la opción número uno (60%), seguida de las redes sociales (46%) y el email marketing (31%).

· La importancia de la página web: la pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia de tener una versión online de un negocio. El 37% de las pequeñas empresas y autónomos españoles reconocen que les hubiera gustado tener una web para hacer frente a la nueva situación laboral, según datos de GoDaddy. Sin embargo, todavía un 78% no sabe los pasos que deben seguir para poner en marcha este activo digital, configurándose por tanto como la principal barrera para dar el salto.

· El ecommerce, un activo digital por conquistar: si contar con una web es muy importante, la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19 ha convertido al ecommerce en un elemento indispensable para la viabilidad de los pequeños negocios en España. Sin embargo, el 90% de las pequeñas empresas y autónomos españoles no oferta sus productos o servicios en canales de venta online. Asimismo, los datos de GoDaddy apuntan a que un 21% de las pequeñas empresas y autónomos españoles que cuentan con una web carecen de canal de venta propio que les ayude a capear esta crisis. Como consecuencia, renuncian a una vía alternativa de generación de ingresos que se ha convertido en capital en el contexto actual.

· El marketing digital y las redes sociales, un territorio por explorar: el cierre de los espacios físicos reduce considerablemente la posibilidad de atraer clientes a sus negocios, por lo que es fundamental apostar por nuevas vías que permitan llegar a un mayor público objetivo y sin necesidad de contacto físico. GoDaddy destaca que el 89% de las pequeñas empresas y autónomos españoles declara no utilizar estrategias de SEO, mientras que el 95% no hace uso de estrategias de SEM y el 92% dijo no utilizar estrategias de contenido para ayudar a mejorar su posicionamiento web. A estos datos, además, hay que añadirle el hecho de que apenas 6 de cada 100 tiene contrada publicidad online para promocionar su negocio y un tercio no lleva a cabo estrategias digitales para conocer mejor a sus clientes potenciales. La conclusión es evidente: el marketing digital y las redes sociales son un territorio inexplorado que puede ayudar a un negocio a captar clientes actuales y nuevos, y para los autónomos españoles es una oportunidad de mejora.

· La protección de la seguridad de los sitios web en desarrollo: proteger la información en Internet es una de las prioridades y deberes de las empresas con sus clientes, proveedores, etc. Según GoDaddy, el 92% actualmente no utilizan la certificación SSL (Secure Socket Layer) para su sitio web. Tener un certificado SSL instalado en un sitio web ofrece protección para la transferencia de datos y posiciona el sitio web como seguro en los resultados de búsqueda gracias a la visualización del icono de un candado en la barra de direcciones de la URL, lo que puede ayudar a crear confianza entre los visitantes y clientes del sitio web.

“El 2020 ha sido un año de grandes cambios y está claro que nada volverá a ser igual. Las herramientas necesarias para sacar adelante una pequeña empresa a día de hoy poco tienen que ver con las utilizadas hasta antes de la pandemia, la COVID-19 lo ha cambiado todo, presentando la tecnología y sus ventajas como las mejores aliadas para afrontar los cierres de negocios presenciales y llegar a los clientes potenciales. El ecommerce, el marketing digital y, ante todo, una página web son ahora las claves más relevantes para mantener las ventas de cualquier negocio”, destaca Gianluca Stamerra, director regional de GoDaddy para España, Italia y Francia.