Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Akamai ayuda a mitigar los desafíos asociados a la nube

  • Seguridad

cloud estrategia seguridad

La compañía ha ampliado su cartera de funciones de seguridad adaptativa para mejorar la protección, incluyendo detecciones mejoradas en la solución de gestión de bots. También incorpora en su solución API Gateway sistemas automatizados de protección del tráfico de API y mejoras en su solución gestionada para ataques de DDoS.

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

El 85% de las empresas tienen actualmente una estrategia de nube híbrida, la cual comporta importantes desafíos en términos de seguridad, operaciones y gestión de costes. Para ayudar a las empresas a acelerar su estrategia de migración a la nube, Akamai ha anunciado mejoras en su plataforma que protegen el contenido, las aplicaciones y las API, aceleran las experiencias web y móviles, y ayudan a los equipos de desarrollo a ser más ágiles a medida que migran a la nube.

"La migración a la nube introduce una complejidad que puede ralentizar la implementación de aplicaciones, originar sobrecostes y exponer a las empresas a riesgos de seguridad desconocidos anteriormente. Con las mejoras introducidas en nuestra plataforma, Akamai ofrece y amplía las infraestructuras de cliente, y aprovecha la seguridad avanzada y del borde de Internet para mitigar los desafíos asociados a la nube", apunta Rick McConnell, presidente y director general de la División Web Akamai.

Por un lado, Akamai ha anunciado nuevas funciones de seguridad adaptativa que pueden servir o bloquear de forma inteligente el acceso a contenido con un servicio de detección de proxy de DNS y VPN totalmente integrado. La inteligencia incorporada a las funciones de autenticación por token de Akamai amplía la cobertura para navegadores y dispositivos que no admiten cookies, además de dificultar la reproducción de contenido robado. Por último, TLS estándar aborda la necesidad de distribuir tráfico HTTPS a gran escala, al tiempo que proporciona un certificado SSL propio del cliente.

Por otro lado, para hacer frente a la creciente amenaza de bots cada vez más sofisticados, además de las detecciones mejoradas en la solución de gestión de bots de la empresa, Akamai ha optimizado también la capacidad de autoservicio para permitir a los clientes ajustar su propia configuración para la detección avanzada de bots e implementar defensas ágiles contra las amenazas automatizadas en rápida evolución.

Las empresas en proceso de transformación digital dependen en gran medida de las API. Para proteger estas API, Akamai incorpora ahora en su solución API Gateway sistemas automatizados de protección del tráfico de API, nuevos grupos de ataque en sus firewalls de aplicaciones web y funciones avanzadas de regulación. Además, la solución gestionada de Akamai para ataques de DDoS incluye ahora perfiles de tráfico mejorados e informes sobre los ataques, junto con la funcionalidad que permite a los equipos de seguridad configurar mejor la protección contra ataques DDoS dirigidos a la capa de la aplicación.

Akamai también ha integrado sus servicios de seguridad y rendimiento con Akamai Identity Cloud, tras la adquisición de Janrain. Esta iniciativa mejora considerablemente la protección y el rendimiento de las páginas de inicio de sesión dirigidas a consumidores, y se prevé que proporcione un valor incremental a los clientes para combatir casos de uso fraudulento adicionales en 2019.