El 55% de las empresas aumentará sus presupuestos de ciberseguridad en 2021

  • Seguridad

GMV Ciberseguridad 2

El incremento de las brechas de ciberseguridad y la probabilidad de ser víctimas de ciberataques está llevando al 96% de las empresas a ajustar sus estrategias de ciberseguridad. La mayoría cree que la nube va a ser la base sobre la que se construya la nueva generación de soluciones de seguridad.

Recomendados: 

La persistencia del ransomware Webinar

Amenazas a las empresas en España durante la pandemia Leer

La pandemia ha acelerado de la noche a la mañana los planes de digitalización de las empresas. Esta circunstancia, unida a la generalización del teletrabajo, está aumentando significativamente las brechas de seguridad en las compañías y las probabilidades de sufrir ciberataques. Así se desprende del informe Digital Trust Survey 2021, elaborado por PwC a partir de la opinión de más de 3.200 directivos y responsables de tecnología en compañías de todo el mundo, el 96% de los cuales están ajustando sus estrategias de ciberseguridad.

Para Jesús Romero, socio responsable de Business Security Solutions en PwC “dos de los principales objetivos de este rediseño de la estrategia son dotar a la función de ciberseguridad de un mayor nivel de madurez, y de un mayor peso específico en la organización y en el negocio. Los CISOs de las organizaciones tienen por delante el reto de liderar esta transformación, necesaria para que cualquier organización pueda gestionar adecuadamente sus riesgos tecnológicos en el nuevo escenario de negocio digital”.

A pesar de la difícil situación desde el punto de vista de negocio, las empresas están apostando por aumentar sus inversiones en ciberseguridad y por incrementar sus equipos. El 55% de los directivos tienen previsto incrementar sus presupuestos en ciberseguridad en 2021 y el 51% espera reforzar sus equipos con nuevas contrataciones a tiempo completo. El informe estima que, precisamente, uno de los problemas que tienen las compañías es la falta de talento disponible en el ámbito de la ciberseguridad y estima que, en 2021, se quedarán 3,5 millones de puestos de trabajo sin cubrir en el sector en todo el mundo.

Pero ¿cuáles son los ciberataques más probables y qué impacto tendrán en las empresas en los próximos doce meses? Los encuestados en la Digital Trust Survey destacan dos como los más probables: los ataques dirigidos a los servicios en la nube y el ransomware, según señalan el 34% y el 37% de los directivos españoles, respectivamente. Les siguen los ataques disruptivos a áreas críticas del negocio o aquellos que se esconden detrás de la desinformación o de noticias falsas.

En cuanto a su impacto, los participantes en el informe estiman que los ataques dirigidos a sus servicios en la nube, junto con el ransomware, son también los que potencialmente pueden tener un efecto más negativo para el negocio de las compañías, según el 60% de los responsables de tecnología encuestados. Unas conclusiones que encajan con el movimiento de muchas empresas de migrar sus operaciones y sus servicios a la nube. De hecho, los participantes en el estudio consideran que la nube va a ser la base sobre la que se construya la nueva generación de soluciones de seguridad.

Por sectores, los directivos y responsables de tecnología de las entidades financieras y de las compañías de medios y telecomunicaciones afirman que la desinformación y el ransonware serán los ataques que con mayor probabilidad experimenten el próximo año. Si miramos el origen de los ciberataques, la opinión de los directivos es que estos procedan, en este orden de probabilidad, de cibercriminales, activistas, competidores, proveedores, de Estados, empleados y antiguos empleados.

El estudio considera que la innovación y el desarrollo de las nuevas tecnologías digitales está dotando a las empresas de nuevas herramientas que las están ayudando a que la lucha contra los ciberdelincuentes empiece a estar, ahora, más equilibrada y, sobre todo, está permitiendo el acceso a estas soluciones no solo a las empresas más grandes y con mayores recursos sino también aquellas de medianas y de menor dimensión.

Finalmente, la Digital Trust Survey 2021 incluye un análisis de las 25 principales prácticas de ciberseguridad y desgrana cómo un pequeño grupo de compañías, en torno al 15% de las encuestadas, está desarrollando nuevos enfoques más avanzados para protegerse de las ciberamenazas.