Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Liferay identifica seis perfiles de usuario digital que han convivido en 2019

  • Al día

usuario digital tablet

A lo largo de este año, el 42,5% de la población española ha realizado alguna compra por Internet, lo que se traduce en más de 20 millones de usuarios digitales con diferentes perfiles. Las marcas que sepan conectar con todos estos usuarios y ofrecerles experiencias personalizadas serán las que obtendrán más éxito y lideren su mercado.

Finaliza un año en el que hemos visto como el comercio online se ha afianzado en nuestro país. Según el último estudio del INE, durante 2019 el 42,5% de la población española ha realizado alguna compra por Internet, lo que representan 20 millones de usuarios digitales, cada uno de los cuales ha estado condicionado por su nivel de interés y su nivel de compromiso o engagement.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Conocer mejor los modelos de usuario permitirá que las marcas ofrezcan experiencias más acertadas y personalizadas para atraer nuevos clientes, cuidar la relación con ellos durante todo su ‘customer journey’ y hacer crecer ese compromiso. Consciente de ello, Liferay ha identificado seis perfiles de usuario digital que han convivido en 2019, así como sus expectativas en lo que respecta a las experiencias de compra:

--Dinámico: Es un usuario muy participativo, hiperconectado y que destaca por su elevado grado de proactividad digital. Deja opiniones, hace recomendaciones y su interacción con las marcas va más allá de un simple clic.

--Ansioso: Responde a un perfil de usuario impaciente, que espera un servicio inmediato, del modo y en los tiempos que él se marca y, por tanto, no tolera ningún tipo de fisura en su interacción.

--Súper- usuario: Es el perfil más digital y social de todos, multitarea y multidispositivo en sus interacciones. Su capacidad de concentración es limitada y será al usuario al que las marcas más tendrán que sorprender.

--Exigente: Es un usuario muy exigente en sus interacciones y que destaca por su falta de fidelidad con las marcas. Siempre busca el mejor servicio o precio. Es un usuario que compara y realiza multitud de búsquedas antes de culminar un proceso de compra.

--Social: Su interactividad en redes sociales es muy elevada. Es un perfil de usuario principalmente joven e impulsivo al que atraen las últimas tendencias y que suele ser fiel si se responde a sus intereses.

--Móvil: Es un usuario que comparte características con otros perfiles, ya que suele ser multitarea y su capacidad de concentración es reducida. Utiliza el móvil o el wearable en cualquier contexto y circunstancia, incluso realizando las compras físicas interacciona de modo online para comparar y buscar experiencias diferenciadoras.

“Las experiencias digitales son a día de hoy un elemento fundamental y diferenciador para una población cada vez más volcada en el mundo online. Las marcas que sepan conectar con todos estos usuarios sin excepción y ofrecerles experiencias personalizadas que respondan a sus intereses, serán sin duda las que obtendrán más éxito y lideren su mercado”, afirma Carolina Moreno, vicepresidenta de Ventas de Liferay EMEA y directora general para el Sur de Europa.

El ecosistema de usuarios digitales es muy heterogéneo. Es por ello que las compañías necesitan contar con herramientas tecnológicas que presenten las últimas funcionalidades que permitan ofrecer experiencias de cliente excelentes y que, además, lo sean para todos los tipos de usuarios. Estas herramientas deben permitir ofrecer: experiencias omnicanal sin fisuras, y deberán contar con las máximas capacidades de gestión de contenido, de obtención de información sobre el comportamiento del usuario, lo que permitirá ofrecer una atención personalizada. Adicionalmente, unas altas capacidades de integración con el resto de sistemas será primordial para conseguir que esa experiencia de compra sea consistente.