Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La telefonía IP impulsa la viabilidad del teletrabajo

  • Al día

Ruckus movilidad

Muchas empresas están recurriendo al teletrabajo para proteger a sus empleados. Afortunadamente, los usuarios de teléfonos IP pueden trasladar fácilmente sus dispositivos a casa. De ello sabe mucho Snom, que da las pautas para utilizar correctamente la red de telefonía IP corporativa para trabajar de forma segura y eficiente desde el domicilio.

En un momento en el que los daños causados por el coronavirus SARS-CoV-2 son evidentes y, por desgracia, crecientes, se está extendiendo la adopción del teletrabajo. Para apoyar la viabilidad de esta práctica, Snom explica cómo se debe utilizar correctamente la red de telefonía IP corporativa para trabajar de forma segura y eficiente desde nuestro entorno domiciliario.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Pese a que para algunos empleados trabajar desde casa es un sueño hecho realidad, para otros, esta situación puede suponer todo un desafío, ante la imposibilidad de saber si será posible mantener un contacto directo y constante con todos los miembros del equipo, además de con los diferentes clientes, socios y proveedores. ¿Cómo puedo estar tranquilo de que mi agenda telefónica y otras opciones estarán disponibles desde casa? Gracias a las VPN (Red Privada Virtual), los empleados pueden acceder de forma segura a la red empresarial, desde cualquier parte del mundo.

Según explica Hannes Krüger, Gerente de Producto de Snom y experto en telefonía empresarial, “Una VPN es una subred independiente y aislada dentro de una red IP más grande, en la que los participantes pueden estar físicamente separados entre sí - a veces a miles de kilómetros. En este caso, el teléfono del IP está conectado con un servidor de inicio de sesión por medio de un llamado protocolo VPN y recibe su propia nueva dirección IP (interna) después de que se establezca el túnel con cifrado. Tras cifrarse toda la conexión usando Internet, los ordenadores y teléfonos IP que se encuentran fuera de esa red ya no pueden leer o cambiar la comunicación”.

“En pocas palabras, una VPN cifra la conexión Internet a la que está conectado el teléfono. Este cifrado tiene lugar en tiempo real, por lo que evita que la información transmitida sea grabada o interceptada”, resume Krüger.

Los usuarios de teléfonos IP, como los fabricados por Snom, pueden trasladar fácilmente sus dispositivos a casa. Para hacerlo solo es necesario saber si se trata de una solución basada en cloud o si por el contrario se trata de una instalación fija en la empresa. En el caso de que sea una solución basada en cloud, “solo será necesario conectar el teléfono de casa al router a través del cable LAN o conectar el dongle WLAN A210 de Snom para transformar el teléfono de Snom en un dispositivo WLAN”, añade Krüger. De este modo, el dispositivo se conectará a la nube y permitirá realizar llamadas como si el empleado estuviera en la oficina.

En el caso de tratarse de un sistema telefónico IP instalado de manera permanente en la empresa, la configuración demandará un paso más. El administrador IT de la empresa deberá configurar las opciones VPN del teléfono simplemente cambiando la configuración a través de la interfaz web e instalar el add on VPN. Una vez realizado este paso, solo será necesario conectar el teléfono Snom al router / Internet a través de cable LAN o el adaptador WLAN A210.

“Este procedimiento funciona también de la misma manera con el ordenador de su empresa. La mayor parte de ellos ya están preparados para el VPN, pero si así no fuera, también es posible habilitarlo con unos pocos clics. Una vez configurado, es muy fácil trabajar desde casa y será también útil incluso una vez superada la situación crítica actual, una posibilidad que muchos empleados sin duda apreciarán”, concluye Hannes Krüger.