Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Huawei aconseja basarse en la estrategia del arquetipo al adoptar políticas de TIC

  • Al día

economía digital 3

La digitalización se convertirá en el nuevo motor de crecimiento de la economía, pero su potencial se alcanzará solo cuando las industrias, los consumidores y la sociedad en general aprovechen de manera efectiva la infraestructura digital. Para ello, los gobiernos necesitan implementar las políticas adecuadas y elegir sus prioridades con cautela.

Huawei y Arthur D. Little han presentado el libro blanco sobre economía digital, que, bajo el título ‘Think differently. Think archetype. Your digital economy model’, recoge la manera en que la transición a una economía digital impulsará el crecimiento industrial y la productividad, así como la mejora del bienestar social y el beneficio para los consumidores a través del ahorro de costes y tiempo.

Según el informe, la digitalización se convertirá próximamente en el nuevo motor de crecimiento de la economía. La economía digital basada en la medición se estima en 11,5 billones de dólares y representará el 15,5% del PIB mundial. Las economías digitales de éxito requieren una fuerte infraestructura, pero los países a menudo tienen unos recursos y fondos limitados, por ello es clave elegir y priorizar las áreas de enfoque.

La estrategia de economía digital y las rutas políticas resultantes no pueden ser las mismas para todos los países; estudios de economía digital global rara vez van más allá de recomendar políticas de mejores prácticas para todos. El enfoque planteado en este estudio es único, ya que ayuda a adaptar las acciones políticas basadas en los modelos de economía digital más adecuados para cada país, basándose en la conocida estrategia de arquetipo. La identificación del arquetipo de un país ayuda a adaptar las recomendaciones para las políticas de economía digital a fin de garantizar que estén mejor alineadas con sus necesidades.

“La investigación reconoce que un enfoque de ‘talla única’ para la formulación de políticas de TIC puede no ser adecuado. Huawei opera en más de 170 países de todo el mundo y, en algunos, durante muchos años. Reconocemos profundamente que cada país es único, al igual que los desafíos que afrontan los líderes de su gobierno”, afirma Chen Lifang, vicepresidente senior corporativo, directora de la junta de Huawei Technologies.

Según este análisis, es recomendable que las economías que quieran maximizar los beneficios de la digitalización consideren mejorar sus posiciones dentro de sus arquetipos y establecer visiones de economía digital más a largo plazo para establecer los bloques de construcción para futuras transiciones.

Una inversión bien estructurada y enfocada en infraestructura digital puede mejorar los servicios públicos, el comercio, el mercado laboral, las inversiones y el compromiso político a través de una conectividad mejorada, tecnología basada en datos y accesibilidad. Como tal, una economía digital es una necesidad, y los gobiernos deben priorizar la implementación de políticas pragmáticas que maximicen los beneficios de la nueva tecnología al tiempo que garantizan que se mitiguen las inevitables interrupciones a corto plazo.