Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Oleada de despidos en el sector TIC en el reinicio de su actividad

  • Al día

ejecutivo_oficina_empleado

Reestructuraciones y recortes de personal se han convertido en la tónica ante los malos resultados económicos conseguidos por algunas compañías del sector, y las previsiones nada halagüeñas de otras. Dell y VMware fueron de las primeras en anunciar despidos, a las que recientemente se han sumado Accenture, Microsoft, NetApp y Salesforce.

La pandemia del COVID-19 ha golpeado duramente a todas las economías globales y a todos los sectores de actividad, incluido el sector TIC. Y es que, aunque muchas organizaciones han tenido que apostar por la tecnología y abordar proyectos de digitalización para mantener su actividad, lo que ha favorecido especialmente las categorías de TI relacionadas con el teletrabajo, hay segmentos que han experimentado fuertes caídas, en especial los de hardware y servicios orientados a empresas. Esto ha tenido su reflejo en las cuentas de resultados de las compañías TIC, que además afrontan un futuro incierto ante las previsiones económicas nada halagüeñas, siendo el anuncio de despidos la consecuencia más directa.

Dell fue una de las primeras en anunciar recortes de personal a finales de julio. En un comunicado publicado en CRN, en el que no se especifica el número de despidos, la compañía ha señalado que, “como todas las empresas en este momento, estamos tomando una serie de pasos proactivos para prepararnos para las incertidumbres presentadas por el COVID-19. Recientemente hicimos algunas reducciones en la fuerza laboral que reflejan decisiones tomadas a principios de 2020 como parte de evaluaciones regulares de nuestra estructura comercial, y no estaban relacionadas con la pandemia".

Tras el anuncio de Dell, a las pocas semanas VMware confirmó que está despidiendo a un número no revelado de empleados, incluido Shawn Toldo, vicepresidente de la Organización Mundial de Partners de VMware. “Podemos confirmar que ha habido un número limitado de cambios en nuestra fuerza laboral este mes. Esto es parte de un reequilibrio regular de la fuerza laboral a medida que realineamos los recursos y las inversiones a las oportunidades", afirman desde la compañía.

Otra compañía en anunciar recortes es NetApp, que planea despedir a un 5,5% de su fuerza laboral. Estos despidos parecen estar relacionados tanto con los impactos económicos de la pandemia del COVID-19 como con la estrategia de la compañía de centrarse en sus capacidades centrales de almacenamiento y nube. “Continuamos afinando nuestro enfoque en los mercados donde tenemos una presencia significativa y una clara ventaja competitiva, específicamente con nuestro software y sistemas de almacenamiento y servicios de datos en la nube. NetApp está realineando recursos e inversiones para aprovechar mejor estas oportunidades y posicionar a la empresa para el éxito a largo plazo”, aseguran fuentes de NetApp.

Accenture también está recortando hasta 25.000 puestos de trabajo en todo el mundo, mientras busca reducir su fuerza laboral formada por casi medio millón de personas. Los despidos se realizan de acuerdo con el desempeño. Una primera ronda de recortes se ha producido a principios de este mes y se espera que le sigan más.

Microsoft tampoco se escapa de los recortes de personal. En este caso, la medida afecta a LinkedIn, que prevé eliminar 960 puestos de trabajo (el 6% de los empleados de la red social) a medida que la pandemia afecta la contratación, lo que reduce la demanda de sus ofertas. De hecho, la publicidad en LinkedIn ha sido una de las áreas de negocio de Microsoft más afectadas por la crisis del COVID-19 durante los primeros tres meses del año.

Más sorprendente ha sido el anuncio de Salesforce, que ha confirmado que ha comenzado a eliminar algunos puestos de trabajo el mismo día que ha informado de ganancias récord. "Estamos reasignando recursos para posicionar a la empresa para un crecimiento continuo. Esto incluye continuar contratando y redirigiendo a algunos empleados para impulsar nuestras áreas estratégicas y eliminar algunos puestos que ya no se corresponden con nuestras prioridades de negocio", ha señalado un portavoz de Salesforce a CRN, quien no ha especificado cuántos puestos de trabajo se eliminarían.