D-Link refuerza su oferta de videovigilancia profesional con los switches DSS-100E

  • Al día

Dlink DSS-100E

Los switches DSS-100E-9P y DSS-100E-18P están diseñados con soporte PoE de largo alcance para proporcionar conectividad versátil y alcance extendido. Cuentan con puertos de enlace Gigabit, lo que permite conectarlos a una red troncal o a servidores de grabación a velocidad de Gigabit Ethernet, y el modelo DSS-100E-18P también dispone de un puerto combo SFP.

Recomendados: 

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer

Domina la complejidad en el cloud Leer

D-Link ha anunciado la disponibilidad de la serie DSS-100E, unos switches PoE Fast Ethernet sin gestión diseñados específicamente para implementar sistemas de videovigilancia con cámaras IP y grabadores NVR. Gracias al soporte del nuevo estándar PoE de largo alcance (Long Range PoE), que aumenta de 100 a 250 metros la distancia a la que pueden suministrar datos y alimentación eléctrica a las cámaras desde el switch, resultan idóneos para entornos de videovigilancia perimetral o cuando las cámaras deben instalarse a largas distancias de su conexión a los switches.

La gama cuenta con los modelos D-Link DSS-100E-9P, con 9 puertos Fast Ethernet 10/100 PoE y 1 puerto Gigabit; y D-Link DSS-100E-18P, con 16 puertos Fast Ethernet 10/100 PoE, 1p Gigabit y un 1p Gigabit SFP Combo. El DSS-100E-9P puede detectar cuándo se necesita soporte de largo alcance y activar automáticamente el modo extendido sin ninguna configuración manual. Por su parte, su hermano mayor, el DSS-100E-18P dispone de un DIP switch seleccionar esa función de Long Range PoE.

La serie DSS-100E ofrece puertos de enlace Gigabit, lo que permite conectarlos a una red troncal o a servidores de grabación a la velocidad de Gigabit Ethernet. Adicionalmente, el modelo DSS-100E-18P también dispone de un puerto combo SFP para proporcionar la flexibilidad adicional para conectarse a mayores distancias mediante fibra óptica.

La serie DSS-100E ofrece protección de 6 kV contra sobretensiones en todos los puertos y la fuente de alimentación, lo que mejora la seguridad y fiabilidad del switch, así como de todos los dispositivos conectados, en instalaciones de videvigilancia en zonas exteriores. Ambos switches detectan y conectan las cámaras de forma automática, por lo que no es necesaria ninguna gestión de red, simplificando la instalación. Si se quiere instalar con cámaras IP que ya estén conectadas a un servidor o videograbador NVR nuevo o ya existente, el DSS-100E-18P dispone del modo “isolation” que habilita solo los puertos del switch donde se vaya a conectar el servidor de vídeo, de forma que se aumenta la seguridad.

Estos switches de D-Link diseñados para videovigilancia profesional ya se encuentran a la venta en tiendas especializadas y distribuidores autorizados de D-Link.