Charmex dota a la academia Maxus de monitores interactivos Traulux

  • Al día

Charmex Maxus

En su apuesta por la innovación, la academia de idiomas decidió cambiar sus antiguos proyectores con el asesoramiento del integrador AV Dinof y el suministro de Charmex. Ahora disponen de monitores interactivos Traulux TLM80 de 75’ y 65’, que son usados como pizarra y herramienta para digitalizar la enseñanza del inglés, y altavoces Poly Sync 20.

Recomendados: 

IT Trends: definiendo el futuro digital Encuesta

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grado Evento

Ubicada en Barakaldo (Bizkaia), la academia de idiomas Maxus Formación es un centro examinador de la certificación Oxford Test of English, que ofrece clases presenciales y online a alumnos de todas las edades, desde niños de 3 años hasta adultos, y formación en inglés para empresas. “Somos un centro de formación ‘glocalizado’, pensamos globalmente pero actuamos localmente. Queremos que la comunidad en la que residimos se capacite para el futuro, que mejore, avance; y que nuestras empresas innoven y salgan al exterior”, explica el director del centro, Max Minicucci.

Desde que abrió sus puertas en 2013, tras detectar la necesidad de una enseñanza de inglés centrada en la satisfacción del alumnado, Maxus ha apostado por la innovación, una apuesta que le ha llevado este verano a actualizar el equipamiento de todas sus clases. Con el asesoramiento del integrador AV Dinof y el suministro de Charmex, decidió cambiar sus antiguos proyectores por monitores interactivos Traulux TLM80 de 75’ y 65’, que son usados como pizarra y herramienta para digitalizar la enseñanza del inglés, y altavoces Poly Sync 20, que sirven como apoyo a los estudiantes para escuchar las clases en remoto.

“Elegimos estas soluciones para mejorar la eficacia de nuestra metodología, los monitores interactivos nos permiten un menor uso de material impreso y una mejor calidad de las clases online. Los altavoces-micro Poly Sync se utilizan cuando damos clase online, gracias al micrófono omnidireccional los alumnos en remoto pueden escuchar correctamente tanto al profesor, como al resto de sus compañeros que están en clase de forma presencial”, explica Minicucci.

En Maxus, enseñan bajo una metodología comunicativa que sigue el principio de la comunicación, por medio de la cual, todo el proceso de enseñanza-aprendizaje se lleva a cabo por la comunicación directa. “Los contenidos se imparten según los intereses del alumnado, siendo el protagonista de todo el aprendizaje y el docente su principal apoyo. Con este tipo de metodología, los alumnos comprenden que es bueno equivocarse, ya que por medio del error aprenderán a formar las frases y a expresarse de manera correcta y esto les ayuda a ser conscientes del avance que hay en su aprendizaje”, señala el director. “En todas las clases contamos con una pantalla táctil y todos los teachers están entrenados para su uso con la metodología comunicativa. Cualquier alumno que tenga clase de inglés en Maxus, tiene acceso a esta tecnología innovadora”.

Desde la implantación de los monitores Traulux han readaptado su metodología comunicativa para digitalizar todas las actividades que realizan en clase. Como por ejemplo, juegos de simulacros o role playing, trabajos en parejas, juegos o intercambio de idiomas; centrándose siempre en actividades que fomenten la comunicación o la conversación en el idioma que esté aprendiendo el alumnado.

El feedback ha sido totalmente positivo, “en particular porque los monitores son fáciles de usar y no necesitan muchos conocimientos tecnológicos para dictar las clases con eficacia y eficiencia”, cuenta Minicucci, añadiendo que todos los teachers han recibido la formación necesaria, por parte de Dinof y Charmex, para usar esta nueva tecnología. Durante el año académico se harán más sesiones de capacitación, “donde juntos crearemos ejemplos de cómo mejorar aún más nuestra metodología gracias a estos los monitores interactivos y altavoces inalámbricos”.