El nuevo paradigma empresarial será ‘Lo digital primero'

  • Al día

Digitalización 4

La experiencia y la transformación digital serán claves para el funcionamiento de cualquier empresa. Además de una mayor inversión en capacidades de IA y ML, otras tendencias que impulsan el cambio y la innovación son el análisis y optimización de los servicios digitales y la generalización de los microservicios y soluciones en contenedores.

Recomendados: 

La actualidad de los Fondos Next Generation EU y las oportunidades para el canal TI Webinar

Informe: Hacia la empresa hiperinteligente Leer 

TI: proporcionando agilidad a la organización Leer 

NetApp ha identificado las principales tendencias tecnológicas que marcarán 2022 y que incidirán en los procesos comerciales, las estrategias de negocio y en las decisiones de los usuarios. Las claves tecnológicas incluyen la ciberseguridad, cloud, la inteligencia artificial o la computación cuántica. Además, la sostenibilidad se va a convertir en ventaja competitiva.

Avance de la digitalización

Aunque los departamentos de TI y sus responsables han tenido la misión de impulsar la digitalización y aumentar el valor, estos roles se revertirán en el mundo postpandemia. La toma de decisiones estratégicas comienza con la experiencia y la transformación digital, ya que ahora están profundamente conectadas con el éxito en el funcionamiento de cualquier empresa. Lo vemos, por ejemplo, en el Business Analytics, donde el análisis de la experiencia de usuarios y clientes se ha convertido en una fuente de información crucial para la toma de decisiones estratégicas.

Ciberseguridad y resiliencia

A medida que más y más personas trabajaban de forma remota, esto abrió una multitud de nuevos vectores de infección. Las compañías tuvieron que aceptar el hecho de que muchos procesos y protocolos de seguridad de la tecnología no se adaptan bien a la lucha contra el ransomware, especialmente cuando los delincuentes utilizan la ingeniería social. En su lugar, las empresas dependerán de una prevención basada en inteligencia artificial y de estrictas políticas de confianza cero. En lugar de evitar que ocurran ataques, este enfoque minimiza su impacto.

La aceleración de la nube y nuevo entorno laboral

La adopción de la nube se acelerará aún más a medida que las limitaciones de la cadena de suministro lleven a los compradores a encontrar alternativas a la compra de infraestructura local tradicional para satisfacer su demanda. Al mismo tiempo, la optimización de las líneas de producción y los procesos comerciales puede ayudar a que el sistema sea más robusto en el futuro. Por ejemplo, la combinación de la TI y la tecnología operativa (TO) a través de conceptos como los gemelos digitales y tecnologías como IIoT (Industrial Internet of Things) o la analítica de datos, tiene un potencial prácticamente ilimitado.

Los empleados están atravesando un importante ciclo de cambios, también provocado y sostenido por la pandemia. De aquí en adelante a los trabajadores les espera un entorno de trabajo híbrido. La posibilidad de trabajar desde cualquier sitio incrementará las capacidades digitales que las empresas deben ofrecer a su personal. Por un lado, es inevitable que haya una feroz competencia por el personal cualificado, y por otro, el propio sector tecnológico puede ofrecer tecnologías que mitiguen la brecha laboral, como el desarrollo de software low-code, no-code y de inteligencia artificial.

IA como producto

En 2022, la inteligencia artificial (IA) comienza a ser utilizada por todas las industrias. La agricultura y la industria alimentaria, por ejemplo, la utilizarán para envasar y procesar, mientras que otros sectores se benefician más de la automatización general y la simplificación

Los servicios gestionados se convierten en modelo principal de consumo de la IA. Amedida que más sectores utilizan la IA para mantenerse competitivos e innovar, es necesario que exista una base tecnológica sólida que pueda escalar en consecuencia, y los usuarios de IA deben trasladar sus proyectos de IA de una infraestructura independiente y dedicada (en silos) a entornos de producción compartidos y virtuales.

Tendencias de datos

Hay una serie de subtendencias tecnológicas que impulsan el cambio y la innovación. Una es el análisis y optimización de los servicios digitales. Por ejemplo, es mucho más fácil obtener resultados en entornos FinOps a medida que se afianzan la automatización y las aplicaciones inteligentes.

Otra tendencia tiene que ver con los entornos de producción, donde hay un claro alejamiento de las aplicaciones monolíticas a medida que las empresas prestan sus servicios a través de microservicios y soluciones en contenedores.

En tercer lugar, un cierto orden y control sobre el intercambio de datos es un importante requisito previo para construir una economía de datos viable en el escenario internacional. Veremos más unidad con relación a las normas europeas y más cumplimiento de ellas desde fuera de Europa.

Por último, específicamente en el almacenamiento de datos, NAS y SAN siguen siendo las tecnologías elegidas para apuntalar la innovación digital. Los medios de almacenamiento tradicionales pueden ser todavía más eficientes.

Computación cuántica

Los fabricantes de diferentes ramas tecnológicas hablarán más sobre su estrategia de computación cuántica en 2022, por ejemplo, los proveedores de seguridad, proveedores de servicios cloud, empresas de almacenamiento e integradores de sistemas y asesores globales. Estos fabricantes también teorizarán sobre cómo ofrecer la innovación que ofrece la computación cuántica como un servicio a sus clientes y superar las limitaciones específicas de esta rama, por ejemplo, con la construcción de flujo de datos hacia la nube de computación cuántica.

Sostenibilidad como ventaja competitiva

La ecología está en auge, y las empresas irán en la misma dirección. Esto se debe en parte a la presión regulatoria, pero las empresas también estarán intrínsecamente motivadas para ofrecer innovación ecológica. Si miramos a los nuevos modelos híbridos de contratación, vemos que permiten a las empresas reclutar personal en cualquier parte, reducir el espacio de oficina y recortar significativamente los viajes al trabajo. Otra área de aplicación sería la que se refiere a los procesos de producción, que pueden hacerse más respetuosos con el medio ambiente con la ayuda de las tecnologías.

Los objetivos de emisiones netas cero se convertirán en una prioridad para las empresas en 2022 y ya están afectando la toma de decisiones corporativas. Esto dará como resultado que las compañías examinen no solo sus propias acciones, sino también las de su cadena de suministro, digital y no digital, mientras se esfuerzan por generar cero emisiones de carbono lo más rápido posible.