Las empresas deben adquirir nuevas formas de reclutamiento de talento IT y digital

  • Al día

talento

Muchas empresas desean llegar al talento digital, ya que necesitan de sus capacidades y conocimientos, pero no saben cómo hacerlo. Además, por falta de conocimiento, muchas no saben exactamente a qué perfiles tienen que recurrir o dónde pueden encontrar el talento y no logran encontrar a los profesionales que necesitan.

Recomendados: 

Los tres pilares de una Transformación Digital B2B exitosa Webinar

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Webinar 

En los últimos años, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático se han mostrado como poderosas herramientas para ayudar a las organizaciones a abordar los problemas a los que se enfrentan a la hora de encontrar y contratar talento digital y tecnológico. El reclutamiento de dichos perfiles se ha convertido en un reto para estas organizaciones y la búsqueda es cada vez más complicada, ya que existe una alta demanda y una fuerte competencia en el mercado, la tecnología cambia muy rápidamente y se necesita que los procesos de reclutamiento sean ágiles y se adapten a las necesidades de los candidatos. Jobs301.com ha llevado a cabo un análisis para identificar los principales retos que abordan las empresas a la hora de encontrar el mejor talento tecnológico, así como la retención y bienestar del mismo en el largo plazo:

Ser visibles para los candidatos

Cuando un candidato se encuentra en la búsqueda de un nuevo puesto de trabajo pueden entrar en juego ciertos prejuicios a la hora de aplicar a un puesto en una determinada empresa. Algunas organizaciones pueden pasar desapercibidas para los candidatos, bien porque no son grandes corporaciones con mucha visibilidad en los medios de comunicación, no llevan a cabo grandes inversiones en employer branding, ni son marcas de gran consumo que la gente tiene asimiladas y con las que están familiarizados en su día a día. Esto genera una situación de desventaja competitiva para muchas organizaciones que no logran trasladar correctamente su propuesta de valor al empleado (EVP) al candidato y que les puede impedir encontrar los perfiles adecuados. Sus ofertas se acaban diluyendo entre la de las grandes corporaciones, aunque esto no significa que no cuenten con una EVP suficientemente relevante o atractiva. Esta situación es especialmente frecuente entre empresas pequeñas y medianas, y proveedores de bienes y servicios industriales de cualquier tamaño.

Saber qué tecnología necesitan

No es tarea fácil para las empresas estar familiarizados y mantenerse al corriente de todos los cambios e innovaciones tecnológicas que se suceden a un ritmo frenético. En ocasiones, por falta de conocimiento, las empresas y organizaciones no saben exactamente a qué perfiles tienen que recurrir o dónde pueden encontrar el talento y no logran encontrar a los profesionales que necesitan. Se trata por lo general de empresas que no son de base tecnológica, pero que se están digitalizando y recurriendo a la tecnología para innovar y mantener sus negocios relevantes. Al operar en sectores que no son tradicionalmente tecnológicos, carecen de un conocimiento sólido o profundo del sector.

Tener claro qué es viable

Las empresas requieren encontrar profesionales con habilidades tecnológicas que les permitan afrontar las necesidades que trae consigo la digitalización de una compañía. Los departamentos de recursos humanos se enfrentan a la necesidad de agilizar y flexibilizar sus procesos de selección para resolver sus necesidades lo antes posible y con el menor coste.

Reducir el coste y el tiempo en la incorporación de talento

Las empresas, ante el ritmo frenético del flujo de trabajo diario, deben poner el foco en disminuir el tiempo y el coste que supone incorporar a un nuevo miembro a la organización. La automatización de ciertas tareas a través de herramientas de inteligencia artificial y aprendizaje automático está permitiendo a las empresas ganar en agilidad y optimizar sus procesos.

Disminuir la rotación no deseada

Las organizaciones quieren construir y retener una fuerza de trabajo contundente. El conjunto de habilidades y el arduo trabajo del personal deciden el resultado del éxito de su proyecto. Por lo tanto, reducir la rotación no deseada de los empleados es vital para garantizar la rentabilidad y el éxito comercial. Sin embargo, a pesar de seguir las mejores prácticas de gestión de recursos humanos, las organizaciones a menudo enfrentan desafíos para descifrar la estrategia ideal para reducir la rotación no deseada de los empleados.

Los responsables de la toma de decisiones tienen la responsabilidad de garantizar y facilitar una cultura centrada en los empleados, teniendo en cuenta los objetivos a largo plazo de la empresa. Para ello es fundamental contratar al talento adecuado para la organización, haciendo una evaluación, análisis e identificación de las competencias, que contribuirá a reducir y mejorar la brecha de habilidades y ayudará a los reclutadores a contratar el talento adecuado. De nuevo, conocer de antemano el grado de encaje de un candidato en el puesto de trabajo y la cultura empresarial reduce la incertidumbre inherente en una nueva contratación, ya que de esta forma las empresas están seguras de atraer el talento que comparte la cultura corporativa, lo que favorece el éxito de la contratación en el largo plazo.