El 75% de las aseguradoras ha aumentado sus partidas destinadas a digitalización

  • Al día

LRS servicios

En 2021, nueve de cada diez aseguradoras aumentaron su facturación procedente de canales digitales en más del 20%. Los principales objetivos en el área de digital de este sector para 2022 son mejorar los servicios a sus clientes a través de la digitalización, y transformar los servicios tradicionales para reducir sus costes.

Las compañías aseguradoras avanzaron en sus estrategias digitales durante 2021, y sus planes están permitiéndoles aumentar sus ingresos digitales. Concretamente, nueve de cada diez aseguradoras aumentaron su facturación procedente de canales digitales en más del 20%, según el estudio “Prioridades digitales 2022” de Multiplica. Estos buenos resultados están animando a las aseguradoras a seguir invirtiendo en digitalización. De hecho, el 75% de las compañías de seguros están aumentando sus partidas presupuestarias para desarrollar su estrategia digital y un 25% afirma que se mantiene igual.

En 2021, las áreas de mayor avance en este sector han sido el desarrollo de capacidades de analítica digital, la automatización de procesos, el análisis de la experiencia de cliente, la mejora de la conversión desde los canales digitales y las migraciones a cloud.

Las compañías aseguradoras van a seguir impulsando sus estrategias digitales para mejorar el servicio al cliente e incrementar su negocio digital. En este sentido, las cuatro principales prioridades que tienen este año son conocer mejor a sus clientes a través de estrategias basadas en datos, lanzar nuevos productos digitales móviles, mejorar la experiencia del cliente e identificar el LTV (Lifetime Value) de los clientes para conseguir su fidelización a través de la creación servicios personalizados. Para conseguirlo, un 80% de ellas se han marcado como objetivo mejorar los servicios digitales que se ofrecen a sus clientes.

A continuación, le siguen en la lista seguir impulsando la digitalización para reducir los costes de los servicios y ganar eficiencia, según el 50% de las aseguradoras participantes; ser más rápidas en el lanzamiento de nuevos productos y servicios, y modernizar la experiencia para atraer a clientes más jóvenes. Estos dos últimos objetivos han sido citados por el 30% de los encuestados.