La digitalización como garantía de futuro para el sector asegurador

  • Al día

ServiceNow servicio cliente

8 de cada 10 compañías aseguradoras tienen intención de invertir en herramientas tecnológicas. Los datos, los programas de fidelización y las experiencias de cliente personalizadas se ponen al servicio de las compañías de seguros para mejorar la relación que mantienen con sus asegurados.

Tras dos años de incertidumbres marcados por la pandemia del coronavirus, las compañías aseguradoras apuestan por la digitalización para hacer frente a los retos del futuro. Así se desprende del informe “Perspectivas España 2021” de KPMG en el que se apunta que casi 8 de cada 10 compañías aseguradoras tiene intención de invertir en herramientas tecnológicas, entre ellas big data, analítica avanzada, Inteligencia Artificial o Cloud.

El papel de la tecnología será determinante para marcar la senda de recuperación del sector en los próximos meses. “La apuesta por la digitalización es una de las garantías de futuro para el sector asegurador, ya sea para salvaguardar la ciberseguridad de los clientes sino también para ofrecer programas de fidelización y una experiencia de cliente personalizada y contextual”, comenta Eduardo Esparza, VP General Manager España y Brasil de Tenerity, compañía experta en fidelización rentable.

En cuanto a las tendencias y retos que marcarán los próximos meses en el sector, desde Tenerity señalan que la generación de valor a través de los datos, la personalización y experiencia de cliente, la adaptación y flexibilidad ante el nuevo tipo de consumidor más exigente tras la pandemia serán algunas de las tendencias que protagonizarán los próximos meses:

El valor de los datos

Las aseguradoras disponen de grandes cantidades de datos de los clientes y sus tipos de pólizas. Tras el correcto análisis se podrá comprender todo el potencial para usarlos de forma estratégica para el negocio. “El Open Banking abre una puerta a que las compañías sean capaces de facilitar a los clientes pólizas que se ajustan a sus necesidades. El poder de los datos abre las puertas a nuevas ventas cruzadas y un conocimiento del cliente sin precedentes”, apunta Esparza.

Programas de recompensas

La retención de clientes está estrechamente ligada con su grado de satisfacción. Una de las opciones para las aseguradoras es apoyarse en plataformas tecnológicas que desarrollan soluciones de fidelización y customer engagement a través de recompensas, ofertas y contenidos exclusivos adaptadas en base al perfil del consumidor.

Flexibilidad y empatía

Los asegurados esperan de sus compañías de seguros un alto grado de empatía y consideración. Conocedores de estas exigencias, la flexibilidad será una de las líneas de trabajo que marcarán el curso de las compañías de seguros este año.

Cliente como centro de la estrategia

Acostumbrados a manejarse en entornos digitales, los consumidores reclaman más que nunca una experiencia de cliente que esté a la altura de su nivel de exigencia. El reto para las aseguradoras pasa por observar mejor al cliente y anticiparse ante sus necesidades para, de esa forma, ajustar la propuesta de valor de forma personalizada. “Las aseguradoras observan nuevos modelos de negocio como el pago por uso, y también están habilitando nuevas pólizas y productos fruto de los cambios de hábitos sociales”, concluye Eduardo Esparza.